MENÚ
sábado 20 julio 2019
07:57
Actualizado

Pardo Bazán, ni Fortunata ni Jacinta

  • Pardo Bazán, ni Fortunata ni Jacinta

Tiempo de lectura 4 min.

28 de febrero de 2019. 03:42h

Comentada
T. MONTESINOS.  28/2/2019
Pardo Bazán, ni Fortunata ni Jacinta
  • Título:

    «Emilia Pardo Bazán»

  • Autor:

    Isabel Maura Burdiel

  • Editorial:

    TAURUS

  • Nº de páginas:

    744 Páginas

  • Precio:

    22,90 euros

Hace escasos días se presentaba en Gran Canaria el libro recopilatorio «Pérez Galdós en el vértice. Veinticuatro miradas», preparado por Yolanda Arencibia y José Miguel Pérez, y en el que se reunía todos los prólogos del gran proyecto de obras completas «Arte, Naturaleza y Verdad», que en su día se pidieron a escritores o historiadores relevantes. Un buen aperitivo para lo que nos espera el año que viene, cuando se celebrará el centenario de la muerte del autor de «Fortunata y Jacinta». Así las cosas,...

Hace escasos días se presentaba en Gran Canaria el libro recopilatorio «Pérez Galdós en el vértice. Veinticuatro miradas», preparado por Yolanda Arencibia y José Miguel Pérez, y en el que se reunía todos los prólogos del gran proyecto de obras completas «Arte, Naturaleza y Verdad», que en su día se pidieron a escritores o historiadores relevantes. Un buen aperitivo para lo que nos espera el año que viene, cuando se celebrará el centenario de la muerte del autor de «Fortunata y Jacinta». Así las cosas, en aquella doble docena de tomos tenía que aparecer el entorno humano y artístico del autor, y por supuesto se asomaba la figura de una dama de las letras de carisma e interés incuestionable, Emilia Pardo Bazán. A ella se ha dedicado Isabel Burdiel con esmero y meticulosidad, hasta lograr esta impecable biografía que rastrea su escritura y existencia, su pensamiento y contradicciones, su activismo feminista y su carácter tan españolista como europeísta. Pero, sobre todo, a Burdiel le interesa «ese cruce entre vida y obra en manos de alguien que no podía, de ninguna forma y en ningún momento, vivir la vida sin la mediación del arte»; una percepción «que ha sido especialmente intensa al escribir sobre los amores de Emilia Pardo Bazán y Benito Pérez Galdós o, más exactamente, sobre la concepción del amor que ambos podían tener, del amor al que aspiraban, de lo que construyeron juntos, o se frustró, en ese fugaz momento en que sus anhelos personales y sus mundos de ficción se cruzaron».

Carta a Clarín

La también responsable de libros biográficos tan sobresalientes como «Isabel II. No se puede reinar inocentemente» (2004) e «Isabel II. Una biografía (1830-1904)» (2010), amén de especialista en una madre y una hija pioneras en los derechos de las mujeres: Mary Wollstonecraft y Mary Shelley, se convierte de este modo en la biógrafa definitiva de Pardo Bazán. Su estudio da comienzo con una «infancia distinguida y liberal» y se encamina a explorar cómo la autora de «Los pazos de Ulloa» se fue profesionalizando en su vocación literaria y acabó siendo una presencia tan estimulante como controvertida, pues fueron muchos los ataques que sufrió por el único pretexto de ser mujer. De ahí que fuera tan consciente de que, hiciera lo que hiciera, sería objeto de críticas bajo la sombra de una sociedad patriarcal y machista hasta el extremo.

De ahí que, como registra Burdiel, Pardo Bazán se dirija, desde París, al mismísimo Leopoldo Alas, «Clarín», para advertirle de que ha pensado en una novela que, como ocurre en «La Regenta», presenta a un cura enamorado de una mujer, y que no faltarán críticos que digan que se trata de una mera imitación. De hecho, en su correspondencia privada, que Burdiel usa para mostrarnos las diversas caras de la biografiada, se puede conocer a la verdadera Pardo Bazán, por así decirlo, pues en ella «sus expresiones de fortaleza y decisión parecen destinadas a esconder las dudas y la vulnerabilidad». Surge así en el libro una dama insegura cuya posteridad tuvo algo de purgatorio, porque hasta mediados del XX no llegó a revalorizarse su obra.

Contenido relacionado