Libros

Sátira «british»

Mortimer regresa a Rapstone Fanner, el escenario de su novela anterior, la magnífica «Un paraíso inalcanzable», para realizar una sátira sobre la especulación urbanística y las relaciones sentimentales. El inolvidable Leslie Titmus, un político conservador marcado por su pasado familiar, se convierte en esta segunda entrega de la trilogía en el epicentro de la novela. Su carrera política ha sido fulgurante y nos lo encontramos transmutado en el Muy Honorable Ministro de Territorio, Urbanismo y Fomento, viudo y enamorado de una mujer fascinante, Jenny Sidonia.

La excelente portada del libro muestra a una mujer y a un hombre que estrechan sus manos con fuerza. Aunque no se ven sus rostros es evidente que ella es la Dama de hierro y él puede ser cualquier «titmus» de su gabinete en aquel gobierno de los 80 que cambió a la sociedad inglesa. Durante aquellos años «los viejos edificios, las calles llenas de recuerdos, se demolían para dar paso a bloques de oficinas, lujosos apartamentos o centros comerciales. Los campos (...) se congelaban en ciudades dormitorio, hipermercados o autopistas de ocho carriles». Todo en aras de un progreso que consistía en enriquecer a unos pocos y ofrecer una aparente comodidad y ciertas ganancias a otros. De ello se encargaba una clase política que utilizaba el ecologismo para distraer a los votantes mientras amañaba informes que permitían grandes proyectos urbanísticos.

Una novela ágil, bien construida, con personajes que derrochan ironía inglesa a raudales y que resulta de total actualidad por estos pagos. Solo hay pequeñas diferencias: el exquisito pastel de carne y riñones de su adorada madre con el que se consuela Titmus aquí sería un buen cocido.