Libros

Terror en el nombre del padre

El hijo de Stephen King ha escogido el pseudónimo de Joe Hill para distanciarse del poderoso influjo de su padre. El éxito le ha acompañado con un libro de cuentos, tres novelas y un exitoso cómic, «Lockey & Key», todos ellos dentro del género de terror. Y no lo ha hecho mal porque ha recibido numerosos premios y su última novela, «Nosferatu», es un relato épico sobre una forma novedosa de vampirismo: un asesino en serie corruptor de menores en cuya composición hay tanto del «Drácula» de Bram Stoker como de «El hombre de arena» de E. T. A. Hoffmann. Un obligado homenaje de Joe Hill a los clásicos para encontrar su propio universo.

Entre Samsa y Alicia

Como su padre, es una autor fascinado por la irrupción de lo maravilloso en el mundo corriente: una mezcla de Kafka y Lewis Carroll. Del primero, toma lo siniestro freudiano, lo familiar vuelto extraño, como esos cuernos que inopinadamente comienzan a crecerle al protagonista de su primera novela, «Cuernos», y del segundo, la apertura a lo maravilloso mediante una llave fantasma –en «Lockey & Key»– que da acceso a un espacio fantástico, o el cuchillo imaginario que abre una rajadura en el espacio que une el paisaje interior de la protagonista de «NOS4A2» con el mundo real. La modernidad de Joe Hill está en la actualización de lo maravilloso pasado por el filtro de lo cotidiano vuelto inquietante. Como su padre, utiliza la misma tensión entre lo sobrenatural –H. P. Lovecraft lo llamaba el «horror preternatural»– y lo real, reformulando su famosa «brecha cósmica» en esta obra: un imaginario «puente cubierto» que la protagonista utiliza en el que reaparece la cualidad mágica de los sueños, iniciada por Lewis Carroll en Alicia, cuando persiguiendo al conejo blanco se introduce en su cueva y a través de ella accede a lo maravilloso, lo mismo que cuando Alicia atraviesa el espejo. Joe Hill utiliza la bicicleta de la protagonista y el Rolls-Royce Espectro del malvado Nosferatu como cuchillos «para cortar las costuras que unen los dos mundos» y penetrar en un universo paralelo dominado por un siniestro Papa Noel que vampiriza a los niños infelices. Este coche viviente es un homenaje al Plymouth Fury de «Christine», del propio Stephen King. A Cris, como a Dorothy, cuyo camino de baldosas amarillas la lleva hacia un mundo fantástico del Mago de Oz, le espera el lado oscuro y oculto, que Joe Hill consigue plasmar mediante una atmósfera siniestra que amenaza el orden lógico real. Ese mundo cotidiano de los protagonista de esta novela está contaminado por el enfrentamiento familiar, el desamor y el menosprecio, brecha imprescindible para que irrumpa lo siniestro que acecha en la infelicidad.

La eficacia narrativa del Joe Hill reside en cómo maneja las fronteras entre lo imaginario y lo real para inquietar e infundir terror en el lector, que, fascinado, se abandona gustoso a la pesadilla del relato fantástico. "NOS4A2"es un novedoso abordaje al género de terror, fascinante desde la primera página.la generación del «best-seller».Qua occhuis verei condem ad corternum renina contill rviveri inem hostam speress l