Lo que debes saber sobre la escena de la violación y la mantequilla de Bertolucci

La actriz María Scheneider denunció haber sido violada y humillada en una escena de sexo de «El último tango en París»

La actriz María Scheneider denunció haber sido violada y humillada en una escena de «El último tango en París». Bernardo Bertolucci reconoció que no informó a la actriz de que Marlon Brando usaría mantequilla en lugar de lubricante.

El cineasta italiano Bernardo Bertolucci fallecía hoy a los 77 años de edad. Considerado uno de los grandes genios del séptimo arte, el director pasará a la historia por obras maestras como «El último emperador» o «El último tango en París», pero no será lo único por lo que será recordado.

Su nombre irá siempre asociado a la mantequilla y la polémica. Y es que son muy pocos los que no recuerden la escena de sexo entre Marlon Brando y María Scheneider en ese «Último tango en París» y la controversia que se creó en torno a ella.

En un momento de la delicada escena de sexo, Brando utiliza mantequilla en lugar de lubricante. Un hecho que se conoció muchos años después cuando la actriz protagonista denunció haberse sentido «humillada» y un «poco violada».

Schneider, que murió en 2011 a los 58 años después de una larga enfermedad, habló varias veces sobre la escena entre ella, que entonces tenía 19 años, y Marlon Brando, de 48, incluso denunció en una entrevista al Daily Mail de 2007 que fue "violada"por el conocido actor.

"Debería haber llamado a mi agente o mandado a mi abogado al set porque no puedes obligar a alguien a hacer algo que no está en el guión, pero en ese momento yo no lo sabía", aseguró Schneider en ese momento. Sin embargo, nadie quiso creer que la palabra "violación"era literal. Tras el rodaje, la joven actriz volvió a las drogas e, incluso, intentó suicidarse en varias ocasiones.

En un pésimo intento por defenderse, Bertolucci reconoció que ni él ni Marlon Brando le dijeron a Schneider sus planes de usar mantequilla durante la escena de la violación porque querían que ella reaccionara "como una niña no como una actriz.""Quería que sintiera la rabia y la humillación", aseguró en una entrevista.

Tiempo después insistió en que Schneider no había sido violada, que conocía la controvertida escena de la violación y que la "única novedad"fue la mantequilla.

"¡Falso! María sabía todo porque tenía el guión, en el que se describía todo. La única novedad era lo de la mantequilla. Y eso, como supe muchos años después, ofendió a María, no la violación que sufre en la escena y que estaba prevista en el guión», argumentaba el cineasta.

Como colofón final, el director italiano aseguró que, aunque se sentía culpable, no se arrepentía de haber rodada la escena.

Tras las palabras de la actriz María Scheneider y la confesión a medias de Bertolucci, fueron muchas las actrices de Hollywood que alzaron su voz para denunciar al cineasta, entre ellas, la famosa Jessica Chastain, que dijo sentirse "enferma"por la revelación de que "el director planeó su ataque".

La cineasta Ava DuVernay lo calificó de "inexcusable". "Como directora, apenas puedo entenderlo. Como mujer, estoy horrorizada, disgustada y enfurecida por eso", escribió DuVernay en la red social. Y Chris Evans también expresó su rabia y dijo que era "más allá de asqueroso".