MENÚ
martes 22 enero 2019
23:16
Actualizado

López Lamadrid, un editor de libro

  • López Lamadrid, un editor que valoraba los clásicos y miraba al futuro/ Miquel González/Shooting
    López Lamadrid, un editor que valoraba los clásicos y miraba al futuro/ Miquel González/Shooting

Tiempo de lectura 4 min.

12 de enero de 2019. 02:16h

Comentada
Víctor Fernández.  11/1/2019

ETIQUETAS

Es difícil hablar en pasado de una persona a la que se admira. Y Claudio López Lamadrid estaba en ese grupo porque ha sido uno de los mejores editores que ha habido en este país, creando un catálogo de vértigo, de Gabriel García Márquez a Javier Cercas pasando por Philip Roth, J.M. Coetzee, Paula Bonet, Salman Rusdhie, Rodrigo Fresán, Joan Didion o James Ellroy. Ese catálogo, el de Literatura Random House, es su gran obra, el legado que deja a todo aquel al que le guste leer.

Porque esa fue la clave de López de Lamadrid: editar aquellos libros que le gustaba leer. Era en la actualidad el responsable de la división Literatura Random House –que comprende los sellos Literatura Random House, Reservoir Books y Caballo de Troya–, además de coordinar las contrataciones de Grupo y los planes editoriales de España y América Latina.

También estaba al frente del área de servicios al autor, Foreign Rights, así como del Autor 360, área desde la que se impulsa la difusión y presencia de los autores y sus obras en ferias, giras, congresos y promociones internacionales.

Un agudo olfato

Pero López Lamadrid llevaba la tinta en sus venas, las ganas de dar a conocer a los grandes de la literatura, tanto si eran autores consagrados o aquellos que estaban empezando a destacar en la república de las letras. Ese agudo olfato para detectar el talento le venía de haberse formado trabajando unos meses en París junto con el prestigioso editor Christian Bourgois, aunque mucho más valioso fue su paso por Tusquets Editores, el sello de su tío Antonio López Lamadrid y Beatriz de Moura. Allí estuvo por espacio de una década tras lo cual formó parte de la iniciativa que puso en marcha la creación y desarrollo del sello Galaxia Gutenberg de Círculo de Lectores. En 1997 fue nombrado director literario de Grijalbo Mondadori.

Era una de esas personas de fina ironía, con un sentido del humor elegante que a todos nos gustaría tener. Muy activo en las redes sociales, las sabía utilizar para hablar de literatura, para desmitificar a escritores y hacerlos más humanos y ponerlos al alcance de todos. Esa era su aspiración en Literatura Random House: lo mejor de la narrativa para todo tipo de lectores exigentes.

El editor, que siempre aseguró que no le interesaba escribir las memorias de su oficio, era licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona y MBA en Harvard Business School, además de un incondicional seguidor del R.C.D. Espanyol.

Su desaparición, tan inesperada como dolorosa, llega cuando acababa de cumplir 59 años. El día antes a su fallecimiento cerró una nueva y especial edición de «El año del pensamiento mágico», el clásico de Joan Didion, ilustrado por Paula Bonet. Ese mismo día publicaba en redes sociales un poema de Raúl Zurita, uno de sus poetas favoritos: «Entonces guárdame en ti,/ en los torrentes más secretos que tus ríos levantan». Parece inevitable no pensar que esos versos estuvieran escritos para él para que guardemos su recuerdo aquellos que tuvieron (tuvimos) la suerte de conocerlo.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs