MENÚ
domingo 18 noviembre 2018
00:04
Actualizado
  • 1

Los Vivancos: «Tenemos aún el reto de bailar en la Luna»

El día 15 actuarán con su «Nacidos para bailar» en el Auditorio Carlos III de Leganés, donde lo recaudado irá destinado a Mensajeros de la Paz

  • Los Vivancos / Foto: Cipriano Pastrano
    Los Vivancos / Foto: Cipriano Pastrano

Tiempo de lectura 4 min.

07 de septiembre de 2018. 02:47h

Comentada
C.S. Macías 7/9/2018

ETIQUETAS

Rompen silencios con pisadas fuertes. Bailarines, músicos, acróbatas... Son todo en siete. Elías, Josua, Judah, Israel, Cristo, Aaron y Elías. Uno de ellos se ha tomado un año de descanso. En el escenario lo dan todo. Aceptaron el reto del Sindicato Unificado de Policía (SUP) para fusionar su #TaconeoSolidario y su «Nacidos para Bailar» en un espectáculo benéfico el próximo 15 de septiembre, a las 20:00, en Leganés (Madrid) que se pueden adquirir en www.entradas.com y diverclik.es /galabenefica a un precio único de 20 euros. Vivancos donarán íntegra la recaudación a Mensajeros de la Paz del Padre Ángel. Antes de la apertura de puertas habrá una exhibición policial simbólica con caballos, perros, motos y coches patrulla. Vivancos también estará en Murcia el 9 y 10 de septiembre en otra actuación solidaria. En breve participarán EE UU en la televisión en una especie de «olimpiadas» del arte en la que esperan ser los primeros.

–Cuando les dijeron que la Policía les estaba buscando ¿qué pensaron?

–Josua: Por fin nos buscan por algo bueno... (risas). Para nosotros es una auténtico lujo que nos llamaran.

Elías: Estamos muy contentos de la colaboración. Han hecho todo lo posible por hacer que este proyecto tenga el mayor alcance para ayudar a la fundación del Padre Ángel. Así que es maravilloso.

–¿Y han pensando en meter en su espectáculo un taconeo policial vestidos de azul?

–Elías: Ahora que lo has dicho lo vamos a pensar seriamente.

–¿Tener nombres bíblicos es un poco tener el cielo ganado?

–Judah: Si hay cielo es por si acaso...

–Elías: Estamos en lista.

–¿Han alcanzado ya el nivel Dios del taconeo?

–Judah: Bueno, tenemos el record Guinness, así que supongo que estamos ahí.

Cristo: Ensayamos muchísimo e intentamos hacerlo lo mejor posible. Si existe, lo queremos.

–¿Cuántos taconeos tiene un te quiero?

–Puede tener uno o un millón. Depende de cómo lo digas o cómo lo sientas.

–¿Y un adiós?

Israel: Uno, directamente.

Elías: Depende de quién te despidas...

–¿La gratitud se puede manifestar bailando?

–Elías: Todo se puede manifestar bailando. El baile es expresar lo que tienes sin palabras. Es un idioma universal que entiende todo el mundo.

–¿Por qué y para qué bailan ahora?

Elías: La gira de «Nacidos para bailar» se ha ligado mucho al tema benéfico. Pusimos en marcha el proyecto de «Taconeos solidarios» y lo ligamos a diferentes causas. Intentamos siempre ayudar a la infancia. Vivancos baila porque el arte es nuestra vida.

–¿Qué les dicen ahora sus botas?

–Israel: No me pegues tanto.

Josua: Llévame al zapatero.

–Los «six pack» del abdomen ¿Son un arma de distracción masiva?

–Aaron: Sí, es verdad. A veces la gente se distrae y no aprecia el esfuerzo que hay detrás. Solo nos quitamos la camisa diez minutos de las dos horas.

–Cristo: En el aeropuerto de Perú, me llevaron a hacer un chequeo, me empezaron a tocar –los six pack– y me preguntaron: ¿estos bultos qué son? Y les tuve que decir... músculos.

–¿Lo suyo es el baile extremo?

–Cristo: Totalmente. Salimos al escenario y lo damos todo. Siempre que terminamos el show decimos: ha sido el mejor que hemos hecho nunca.

Israel: No solo el baile extremo, nuestra vida es un poco extrema. –¿Más bailarines o ninja?

–Josuah: Estamos un poco entre medio. Somos bastante espartanos.

Israel: Nosotros nos llamamos deportistas de élite.

–¿Qué bailarían en otro planeta?

–Cristo: un martinete, que es un palo flamenco. Un Marte con acrobacias de kung fú te permite saltar un 60% más de lo que saltas aquí. Se podrían hacer muchas acrobacias.

–¿Cómo inculcarían al público más joven lo que hacen?

–Aaron: Nuestro padre nos educó en las artes y en la educación en general a través de su comportamiento. Es importante que la persona que lo enseña lo viva de tal forma que al niño le guste hacerlo.

–¿En una reunión normal, se puede decir que tienen los pies inquietos?

–Josua: Sí, pero depende, en una reunión normal, no...

–¿Cuál es el reto que les queda por cumplir?

–Nos quedan unos cuantos.

Cristo: Bailar en la luna.

Aaron: En unas Olimpiadas.

Elías: Como grupo aún no hemos estado en Las Vegas.

Cristo: Siempre hemos querido bailar con Madonna.

Todos: nos quedan muchos..

Últimas noticias