MENÚ
martes 20 agosto 2019
05:19
Actualizado

Lilián Tintori: «Quien no condena lo que pasa en Venezuela es cómplice de Maduro»

La mujer del opositor Leopoldo López presenta en Madrid «Preso pero libre», el libro escrito por su marido desde la cárcel

  • Lilian Tintori con José Creuheras en la presentación del libro escrito por Leopoldo López
    Lilian Tintori con José Creuheras en la presentación del libro escrito por Leopoldo López

Tiempo de lectura 4 min.

16 de marzo de 2016. 14:58h

Comentada
15/3/2016

Madrid clamó ayer por la libertad en Venezuela; un grito desgarrado, aunque lleno de esperanza, ante la cada día más sólida deriva autoritaria del chavismo. En el kilómetro cero de la capital, en la sede de la Presidencia de la Comunidad (en el edificio de Correos), decenas de venezolanos coreaban el himno patrio al tiempo que llegaba Lilian Tintori, la esposa del preso político Leopoldo López. «Eres nuestra primera dama», gritaban los presentes. En el interior, numerosas personalidades de la política y la cultura española la esperaban para hacer la presentación del libro de su esposo, «Preso pero libre» (Península), el cual ha escrito desde la prisión de Ramo Verde, donde lleva encarcelado más de dos años por haberse opuesto al régimen chavista. «Este libro recoge el alma de Leopoldo, lo que siente. Es el alma de un preso y el alma de Venezuela», destacó la mujer del líder de Voluntad Popular (que se suma a otras fuerzas opositoras en la MUD). Al tiempo, Tintori recordaba que en su país hay «casi 100 presos políticos, de los cuales 23 se encuentran en muy malas condiciones de salud».

El libro, escrito en primera persona y cuyo contenido fue sacado de la prisión clandestinamente, supone un halo de esperanza a la mayoría abrumadora de venezolanos que quieren poner fin a más de quince años de un régimen fracasado. En sus páginas, López relata su día a día en la cárcel, los malos tratos y el aislamiento al que está sometido. Descubre al lector cómo la religión, su familia y el futuro de Venezuela son los tres principales motores que le permiten seguir adelante.

«Leopoldo es un héroe civil de nuestro tiempo, un hombre de paz, un idealista. En su libro, a pesar de haber sido víctima de injusticias y malos tratos, no hay una pizca de rencor ni de inquina hacia los culpables de su encierro», aseveró desde el estrado Mario Vargas Llosa, quien arropó junto a Felipe González a Tintori. Ante la atenta mirada de la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, del presidente de Planeta, José Creuheras, del líder socialista, Pedro Sánchez, y de Ignacio Aguado, portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid (Rivera no pudo finalmente acudir), Vargas Llosa subrayó que «Leopoldo sueña con que Venezuela recobre la libertad y la democracia que disfrutó durante 40 años y que desapareció con la llegada de Chávez. Ahora, este país está dividido a causa de unas políticas antihistóricas», añadió el escritor.

Tintori, que pidió a los padres de Leopoldo y a sus dos hijos que subieran al escenario para leer un fragmento del libro, no dudó en apuntar a aquellos partidos políticos españoles que han dado la espalda a su causa. Ningún representante de Podemos acudió al acto. «Pablo Iglesias nunca nos ha recibido, nunca nos han respondido a nuestras solicitudes, porque hemos pedido ayuda a cualquier líder que representa la democracia en el mundo y esos sí nos han recibido. Quienes no condenan lo que está pasando en Venezuela son cómplices de Nicolás Maduro y violadores de los derechos humanos. No puedo creer que haya líderes en España que no alzan su voz contra lo que pasa en Venezuela», criticó.

En la misma línea, González afirmó que «los que no sean mercenarios de la petropolítica, que vayan a ver lo que pasa en Venezuela y luego juzguen». «Las utopías regresivas conducen al abismo. Venezuela está destrozada. Hoy en día, allí, son necesarios quince salarios mínimos para llenar la cesta básica de alimentos en una familia de cinco miembros», aseguró para insistir en la violencia que inunda el país. «En Siria mueren 35.000 personas al año por la violencia; en Venezuela lo hacen 28.000. Si no se toman medidas urgentes se producirá una implosión social», apuntó. González y Tintori se fundieron en un emotivo abrazo antes de que la esposa de López le reiterara su agradecimiento, al igual que a Rajoy, por el apoyo que le está «dando a su pueblo». «Queremos que Venezuela deje de estar presa, deseamos poder hacer nuestros sueños realidad», sentenció la también activista de Derechos Humanos.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs