Cultura

Beyoncé “Renaissance”, o cómo personificar el empoderamiento

A través de su último álbum, la diva estadounidense vuelve a demostrar hasta qué punto sus creaciones son sinónimos de libertad y disfrute

Portada de "Renaissance", último álbum de Beyoncé
Portada de "Renaissance", último álbum de Beyoncé FOTO: Beyoncé

Venimos siendo testigo desde hace algún tiempo de una potente marea impulsada por mujeres. Específicamente en el panorama musical internacional, cada vez son más las artistas y cantantes que revolucionan la industria, que crean fenómenos internacionales y dejan una gran huella. Viene ocurriendo en nuestro país (y hacia el mundo entero) con Rosalía, quien ha demostrado cómo a través del talento y el trabajo se puede hacer historia. Pero, si hubiera que señalar a una artista como personificación del empoderamiento femenino, que desde que se le conoce ha defendido su independencia artística y laboral a capa y espada, esa debe ser Beyoncé.

La cantautora estadounidense preside los comentarios en redes sociales desde que hiciera público su nuevo álbum en 6 años: “Renaissance”. La espera, por parte de sus seguidores, se ha hecho larga, pero ha merecido la pena, pues ya tanto la crítica como sus seguidores aplauden este nuevo proyecto. Un disco que forma parte del primero de una trilogía, y en el que ha resumido las bases generales de la música que lleva haciendo durante su carrera: la diva del pop ha fusionado la música disco con el house o el “afrobeat”.

Sí que se dio un contratiempo ante el lanzamiento del disco, bastante típico en los tiempos que vivimos, donde la tecnología funciona tanto como complemento como, a veces, enemigo del trabajador. “Renaissance” se filtró, ante lo que Beyoncé agradeció, a través de redes sociales, que “todos ustedes esperaron hasta el momento adecuado de lanzamiento para poder disfrutarlo todos juntos. No puedo agradecerles lo suficiente por su amor y protección. Os agradezco que hayáis denunciado a cualquiera que intentara colar el disco antes de tiempo. Significa mucho para mí. Gracias por vuestro apoyo incondicional. Gracias por ser pacientes. Vamos a tomarnos nuestro tiempo y a disfrutar de la música. Seguiré dándolo todo y haciendo todo lo posible para daros alegría. Os quiero mucho”, escribió en sus redes sociales.

Canto al hedonismo

A lo largo de 16 temas, en “Renaissance” Beyoncé vuelve a empoderarse como artista, y sorprende con un género diverso, con inspiraciones de toda índole y un toque sensual del todo atractivo. Como su título indica, un álbum que invita a renacer, de tal manera que volvamos a aprender a disfrutar del momento y a empezar de cero y con buena letra, dejando atrás los malos momentos y meses difíciles que hemos pasado. Un canto al hedonismo, en el que Beyoncé vuelve a dejar patentes varias lecciones sobre cómo es posible ser una mujer libre, con poder y con un éxito mundial en estos tiempos.

Además de saber reunirse de los mejores y de prestar atención de manera continua a cada avance de su alrededor, podríamos apuntar que Beyoncé debe su condición de icono a potenciar el feminismo con un mensaje de igualdad y de orgullo racial inigualable. Además, qué mejor forma de demostrar un empoderamiento libre que rompiendo moldes, algo que la estadounidense viene haciendo desde que iniciara su carrera, y que ha vuelto a demostrar y con bastante éxito en su nuevo álbum.