MENÚ
lunes 23 abril 2018
03:15
Actualizado
Consulta
Selecciona tú localidad
Ahora
  • 07:00h ºC
  • 15:00h ºC
  • 21:00h ºC
  • 1

Lady Gaga en 10 canciones

  • Lady Gaga, durante el concierto que ofreció en agosto en Vancouver
    Lady Gaga, durante el concierto que ofreció en agosto en Vancouver

Tiempo de lectura 4 min.

12 de enero de 2018. 02:44h

Comentada
Xavi Sánchez Pons.  12/1/2018

Tras despedir 2017 con un parón por enfermedad y con el anuncio de su fibromialgia, Lady Gaga vuelve a los escenarios con una intención clara: olvidar los sinsabores físicos y mentales de los últimos meses y recuperar las buenas sensaciones. El Joanne World Tour tendrá dos pases en el Sant Jordi de Barcelona y en ellos se podrá comprobar si ha regresado con fuerzas renovadas. Su visita es una excusa perfecta para repasar su identidad artística. Lo hacemos a través de diez canciones.

«Just Dance»: hedonismo

Fue uno de sus primeros éxitos allá por 2008 y también un tema que describía su vida disoluta: fiestas descontroladas y eso del sexo, drogas y rock & roll. Ahora bien, lo que venía a decir «Just Dance» era lo siguiente: quien baila sus males espanta. Una defensa sin cortapisas y provocadora (puso banda sonora al primer año de crisis) del hedonismo, con estribillo machacón: solo baila, vas a estar bien.

«Paparazzi»: culto sin cortapisas a la imagen

¿Se puede hacer una canción de amor a las cámaras fotográficas? Lady Gaga demostró que sí en este pegadizo single (sigue siendo una de sus canciones más destacadas) que retuerce el significado del término paparazzi para realizar un retrato irónico alrededor del culto a la imagen y a las estrellas del pop. «Yo soy tu mayor fan y voy a seguirte hasta que me ames, papa-paparazzi, bebé, no hay otra superestrella, tú sabes que yo voy a ser tu papa-paparazzi», recita.

«Bad Romance»: fantasías amorosas en negro

El «hit» más grande de la carrera de Gaga (su videoclip es uno de los más vistos de la historia de Youtube), esconde una visión negrísima de las relaciones afectivas, un mantra temático presente en muchas de sus composiciones. Aquí se habla del amor como de una enfermedad, algo falso y psicopático carente de ternura: «Quiero tu horror, quiero que tu estilo porque eres un criminal, ya que eres mío, quiero tu amor».

«Born This Way»: elogio de la diferencia

Una de las canciones clave para entender la idiosincrasia de la Gaga y de sus pequeños monstruos (nombre que reciben sus fans). «Born This Way» es un tema proteico de pop electrónico sobre la grandeza de ser diferente, el «A quien le importa» de la estadounidense. Y su letra sigue resonando fuerte: «No importa si eres gay, hétero o bi, lesbiana o transexual, estoy en el camino correcto, nací para sobrevivir, no importa si eres negro, blanco o crema, mestizo u oriental, estoy en el camino correcto, nací para ser valiente».

«Scheiße»: feminismo, sí

Como buena millennial, Lady Gaga es feminista. En «Gaga: Five Foot Two», documental sobre su figura estrenado en Netflix el pasado mes de septiembre, denunciaba el machismo presente en la industria musical actual. Seis años antes de eso, se expresaba así en la explosiva «Scheiße»: ahora todo está objetivado por lo que los hombres dicen que es correcto, rubia feminista de tacones altos enlistando mujeres para esto, expresa la clase de mujer que eres, lucha por tus derechos.

«Sexxx Dreams»: libertad sexual total

El sexo es clave para entender la carrera de la menuda cantante nacida en Manhattan. Sus conciertos, fotos promocionales y vídeos están repletos de referencias sexuales; algo que en su caso posee un valor especial y rompedor, ya que su físico no corresponde a los estándares dictatoriales de belleza. El tema es una fantasía musical lujuriosa y promiscua que es capaz de mostrar su cara más desbocada.

«Applause»: el público, por encima de todo

Una de las letras más explícitas de la autora de «Telephone». Sirva como ejemplo este fragmento: «Dadme eso que me encanta, yo encenderé las luces, levantad las manos, haced que se toquen (...) vivo por el aplauso. Vivo por la forma en que te animas y gritas por mí, el aplauso, el aplauso, el aplauso». «Applause», que cerraba el controvertido «Artpop», también contiene esta perla: «Si la fama fuera un gotero intravenoso (...) encontré la vena, inyéctalo aquí».

«Lush Life»: la vida del artista es esto

Desencantada con la acogida de «Artpop» y tras romperse la cadera en Montreal durante un concierto, Lady Gaga decide, en 2014, refugiarse en los brazos de un buen amigo: el legendario crooner Tony Bennett. El resultado de la unión es un resultón disco de duetos formado por quince versiones. «Lush Life», original de Billy Strayhorn, es la única canción que Gaga canta sola. El valor simbólico de su interpretación es mayúsculo, ya que se trata de una amarga reflexión sobre amor y la vida de artista.

«Come To Mama»: filosofía hippie

«Vive y deja vivir» sería un perfecto eslogan para definir la cosmogonía de la artista neoyorquina; muy cercana en espíritu al verano del amor de 1967 en la Costa Oeste norteamericana. Gaga es una neo-hippie convencida, algo que queda claro en la fantástica y rematadamente pop «Come To Mama». Su verso inicial resulta bastante explícito: «Todo el mundo tiene que amarse, paren de tirar piedras a sus hermanos y hermanas».

«Joanne»: amor de tía

Joanne Germanotta, tía de Lady Gaga y una pintora en ciernes, murió con tan solo diecinueve años a causa de unas complicaciones derivadas del lupus, una enfermedad autoinmune que a día de hoy aún no tiene cura. Gaga no llegó a conocerla pero siempre ha sentido una admiración especial hacia ella; la considera su madrina del más allá. El nuevo disco de Gaga se titula «Joanne», e incluye una canción homónima que funciona como una bella elegía a su desaparecida tía.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs