2014, un «punto de inflexión» para la cultura en españa

El cine, el teatro y la música salen de los números en negativo y marcan una tendencia hacia la recuperación dentro de la fragilidad

El cine, el teatro y la música salen de los números en negativo y marcan una tendencia hacia la recuperación dentro de la fragilidad

A pesar del auge del mundo digital –una crisis dentro de la crisis para las industrias tradicionales de nuestro país–, diversos indicadores muestran síntomas de recuperación en varios aspectos de la actividad cultural. Tanto es así que la Sociedad General de Autores (SGAE) ha bautizado su anuario de 2014 como el del «punto de inflexión» tras casi siete años de caída en picado de todos los sectores de la cultura. En especial, el pasado ejercicio ha sido ligeramente optimista para el cine, el teatro y la música grabada. El caso del cine es el más palpable tras los éxitos en taquilla de varias producciones españolas. 2014 se cerró con un incremento del 14,8% en venta de entradas y una subida en la recaudación del 4,3% por ciento. Con todo, los indicadores quedan muy lejos de 2008, año de inicio de la crisis.

Algo parecido sucede con la música grabada. La subida experimentada (en gran medida debido al soporte digital) ha sido del 25 por ciento respecto al anterior ejercicio de 2013. Todo un hito tras años de depresión del sector musical, hostigado por la piratería. Pero, aunque las ventas han subido, la música en vivo sigue cayendo en picado. Se organizan menos conciertos (8,3% menos) y su peso específico es mucho menor que antes de la crisis. Paralelamente, la clásica y la ópera continúan en declive, aunque con cifras ligeramente en mejoría, mientras que espectáculos como la danza se encuentran en una severa situación de crisis. En estos tres ámbitos, la sangría de espectadores sigue siendo palpable: un 4,6% menos para la danza, un 0,8 en la clásica y un 4,9 en ópera y zarzuela.

- El teatro, en positivo

El teatro es el otro puntal sobre el que se asienta la recuperación del sector, que en el pasado 2014 ha marcado finalmente una tendencia positiva. En concreto, el teatro ha experimentado un aumento que va de los 11 millones de asistentes en 2013 a los más de 12 millones en 2014. La recaudación se ha incrementado un 7,5 por ciento tras pasar de 168,6 millones a 181,3. El presidente de la SGAE, José Luis Acosta, señaló que, tras años de crisis y con unas elecciones generales a la vista, se hace urgente un pacto de Estado para la Cultura, pues, asegura, «no es posible que con cada cambio de orientación de un gobierno se modifiquen las condiciones de los autores». Ascosta defendió la necesidad de preservar desde los público la industria cultural, ya que «representa el 3,3% del empleo en la UE».