MENÚ
domingo 26 mayo 2019
14:54
Actualizado

Sokolov, concierto en tres partes

  • Sokolov, concierto en tres partes

Tiempo de lectura 2 min.

07 de marzo de 2019. 00:06h

Comentada
Gonzalo Alonso.  7/3/2019

ETIQUETAS

Obras de Beethoven y Brahms. Piano:Grigory Sokolov. Auditorio Nacional. Madrid, 4-III-2019.

No creo que haya artista alguno que sea recibido vez tras vez con mayor expectación que Grigory Sokolov. Se ha convertido ya en un mito en muchos escenarios españoles. No siempre ha estado a la altura de esas tremendas expectativas, pero sí en esta ocasión. Empezó con lo que, a la postre, sería lo mejor de la larga tarde: la infrecuente «Sonata n.3 en Do mayor Op.2 n.3», de Beethoven, una obra bellísima y futurista pero plagada de dificultades, lo que hace que sea mucho menos interpretado que muchas de sus hermanas. Solo el «adagio» ya valió todo el concierto. No se puede tocar con mayor lirismo sus compases iniciales para luego exhibir esa potencia descomunal que algunas veces demanda Beethoven. Soberbio también el tiempo final. No se sabe que admirar más en Sokolov y ya hemos resaltado muchas de sus virtudes en críticas anteriores. Quedémonos ahora con sus trinos, de una claridad meridiana en cualquier tramo del teclado y en cualquier dinámica. Antes de enlazar con el Brahms terminal de la segunda parte desde el Beethoven futurista de esta sonata venían bien esas pequeñas piezas beethovenianas que se agrupan en la «Bagatelas Op.119». Son quizá lo que su nombre indica, pero en las manos del pianista ruso adquieren mucha mayor relevancia. Todo cuanto encierran en sentimientos diferentes las «piezas para piano Op. 118 y 119» de Brahms quedó expuesto. Sería imposible resaltar todas y cada una, hagámoslo con la romanza de las Op.118 con su placentero discurso y los admirables trinos antes mencionados. Y, como siempre, tras sus muy personales entradas y salidas, rápidas y muy automatizadas, prácticamente ignorando al público, una tercera parte de media hora con propinas. Y gran parte del auditorio no quería levantarse. Un nuevo triunfo de un maestro que brinda la música con una concentración única, de él mismo y para sus oyentes.

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs