MENÚ
lunes 22 julio 2019
00:58
Actualizado

Paloma Pedrero y sus ‘Caídos del cielo’ encuentran “nueva casa”

La dramaturga, directora y actriz recala en la conocida sala alternativa de Madrid Teatro del Barrio con este proyecto de teatro inclusivo.

  • “Caídos del cielo”
    “Caídos del cielo”

Tiempo de lectura 2 min.

18 de junio de 2019. 23:39h

Comentada
Raúl Losánez 18/6/2019

ETIQUETAS

La dramaturga, directora y actriz Paloma Pedrero recala en la conocida sala alternativa de Madrid Teatro del Barrio con su proyecto de teatro inclusivo “Caídos del cielo”.

Después de 20 años trabajando en este taller que trata de aunar el trabajo de personas en riesgo de exclusión social con el de otros actores profesionales, psicólogos y trabajadores sociales, Pedrero se felicita por haber sido acogida en un sitio como el Teatro del Barrio, “totalmente amable –ha dicho-; no solo por el espacio, sino por sus habitantes”.

Convencida de que este “será un acuerdo estable y permanente”, la autora de ‘La noche que ilumina’ quiso poner en valor la actividad que desarrolla este colectivo recordando que “según los datos de Cáritas, hay ocho millones y medio de personas no ya en riesgo de exclusión social, sino en exclusión social; y, dentro de ellos, hay dos millones en riesgo de exclusión severa”. Unos datos que, para ella, “dan una clara idea del trabajo que aún nos queda a todos por hacer”.

A lo largo de su dilatada existencia, Caídos del cielo, que puede considerarse un proyecto pionero en el mundo del teatro inclusivo, ha puesto en pie un total de siete espectáculos en los que “queremos que participen –dice la directora- todos los que quieran y lo necesiten”. “Todos somos ‘Caídos del cielo’ –afirma Pedrero-. Cualquiera sabe muy bien, sin ir más lejos, que los actores y los artistas somos, prácticamente todos, personas en riesgo de exclusión social, porque el 80 por ciento de nosotros no puede vivir de su trabajo y vive en condiciones muy precarias”.

No obstante, señala la directora de este ambicioso taller que el objetivo del mismo “no es hacer terapia, sino arte; nosotros decimos que tratamos de convertir el dolor en belleza; la terapia te puede curar a ti mismo, pero el arte cura también a cuantos están alrededor”.

Pedrero, que ha sido nombrada embajadora mundial de la Unesco por su labor artística para la inclusión, une así sus esfuerzos a los del Teatro del Barrio, una sala en cuyo ideario teatral está muy presente la voluntad de transformación social. En este sentido, tal y como reconoce Ana Belén Santiago, coordinadora de la programación del espacio, el proyecto Caídos del cielo supondrá para ellos “la posibilidad de mostrar la diversidad real que hay en nuestras calles y de colocar sobre el escenario discursos que, por lo general, solo estaban en el patio de butacas; se trata de ver, escuchar y aplaudir a aquellas personas que muchas veces pasan junto a nosotros invisibles o en silencio”.

Últimas noticias