Por qué España nunca ganó (pero sí) la Palma de Oro

"Viridiana"de Buñuel logró el máximo galardón en Cannes en 1961, pero la cinta fue eliminada de la cinematografía española hasta 1977. Ahora lo puede conseguir Almodóvar

Una escena de "Viridiana"(1961), de Luis Buñuel

El Gobierno franquista eliminó de nuestra cinematografía la única cinta nacional que ha logrado el máximo galardón de Cannes, "Viridiana"

España ha ganado la Palma de Oro y España nunca ha ganado la Palma de Oro. Las dos afirmaciones son, con matices, correctas. Todo depende de los criterios que se sigan, de hasta qué punto y según qué cristal una película es de un país o de otro. Y, sobre todo, de las especificidades de este país extraño que ahora aguarda una posible Palma de Oro para Almodóvar con "Dolor y gloria".

El criterio general que se usa en estos casos se corresponde con el país de producción. En este sentido, España habría ganado la Palma de Oro en dos ocasiones: "Viridiana"(1961) y "La vida de Adèle"(2013). Ahora bien, por la residual aportación de producción española en este último filme, el éxito de Abdelatif Kechiche en el que participó Vértigo Films, no se puede considerar un galardón "patrio". En cambio, es, por producción, por dirección y muchos otros motivos, una Palma francesa.

Así que solo "Viridiana"quedaría en liza. Pero el caso del filme del (éste sí) españolísimo Luis Buñuel es harto complejo. La cinta fue coproducida por España y México, con el mexicano Gustavo Alatriste como productor principal. Al frente del cotarro, el aragonés de tronío, maestro del surrealismo y eterno provocador, que pergeñó una obra transgresora que iba a desatar un incendio en la pacata España de la época.

Buñuel había regresado tras 20 años de exilio a su país para rodar "Viridiana"en una finca en los alrededores de Madrid. El reparto es mayoritariamente español, con la gran Silvia Pinal en el papel principal junto a nuestros Fernando Rey y Francisco Rabal. A todos los efectos, la cinta era española.

Como tal, ganó la Palma de Oro en 1961 en Cannes. Ahora bien, la exhibición en el Festival había generado llegados a ese punto una controversia tal que se había hecho sentir en la España franquista, donde lo último que querían las autoridades era que dicha película se premiara como ejemplo de nuestra industria.

Tanto es así que, a su regreso de Francia, el director general de Cinematografía, José Manuel Muñoz Fontán, que recogió la Palma en nombre de Buñuel, enfermo en París, fue cesado por el ministro de Información y Turismo, Arias Salgado. "L'Osservatores Romano", el diario del Vaticano, había tildado de "blasfema"la cinta de Buñuel y el Gobierno franquista destruyó las copias y eliminó este título de neustra filmografía.

Por tanto, la única película que hasta la fecha había ganado la Palma de Oro para España quedaba eliminada de los registros oficiales, excluída del país, digamos. No fue hasta 1977 que se rehabilitó "Viridiana".