Cultura

La primera bailarina del Bolshói, la rusa Olga Smirnova, lo abandona y se une al Ballet de Holanda

La artista, primera figura artística del espacio moscovita, explica que si bien ya llevaba un tiempo queriendo cambiar de aires, la invasión rusa de Ucrania “ha acelerado el proceso”

Olga Smirnova y Vladislav Lantratov, actuando en el Teatro Bolshói de Moscú
Olga Smirnova y Vladislav Lantratov, actuando en el Teatro Bolshói de Moscú FOTO: Sergei Karpukhin REUTERS

Cada vez son más los artistas rusos (o de otros países) que se ven obligados o responden a la necesidad de darle la espalda a su país. Desde que el gobierno de Vladimir Putin invadiera Ucrania, varias han sido las personalidades de la cultura que se han posicionado en contra, aunque dicha manifestación sea juzgada en Rusia como un acto de alta traición, con las consecuencias que ello conlleva. Ahora, a esta oleada de veto cultural se ha sumado una de las estrellas del país ruso: la bailarina Olga Smirnova, primera artista del Teatro Bolshói de Moscú, ha abandonado este espacio.

Esta decisión la ha hecho pública tras denunciar la invasión rusa de Ucrania, pues asegura la artista que “no podía permanecer indiferente ante esta catástrofe mundial”. Asimismo, a través de Telegram, Smirnova asegura que está “en contra de la guerra con todas las fibras de mi alma, y aunque nunca pensé que me avergonzaría de Rusia, siento que con la invasión se ha trazado una línea que separa el antes y el después”.

De esta manera, Smirnova anuncia su incorporación al Ballet Nacional Neerlandés, que a través de un comunicado señaló que la denuncia pública de la bailarina “hacía insostenible” que mantuviese su trabajo, por lo que se le dio la bienvenida. Asegura el llamado Het Nationale Ballet que está “encantado de contar con una bailarina tan inspiradora”.

“Seguimos viviendo como si fuera el siglo XX, aunque hayamos pasado formalmente al siglo XXI. En un mundo moderno e ilustrado, espero que las sociedades civilizadas resuelvan los asuntos políticos solo mediante negociaciones pacíficas”, ha explicado Smirnova. “Puede que no estemos en el epicentro del conflicto militar, pero podemos permanecer indiferentes ante esta catástrofe mundial”, añade, y si bien indica que desde hace unos tiempos la artista estaba contemplando un cambio de aires en su carrera, “las circunstancias actuales han acelerado este proceso”.

“Olga Smirnova es una bailarina excepcional a la que admiro mucho. He seguido su carrera con gran interés durante muchos años. Es un privilegio tenerla bailando con nuestra compañía en Países Bajos, aunque las circunstancias que han impulsado este traslado sean increíblemente tristes”, ha manifestado el director del Ballet Nacional Holandés, Ted Brandsen. Así, la artista se incorpora y debutará desempeñando el papel principal de “Raymonda”, ballet ruso que se estrena el 3 de abril.