MENÚ
lunes 16 septiembre 2019
02:36
Actualizado

Adrián Lastra, el rey tartamudo de «El discurso del rey»

  • Adrián Lastra
    Adrián Lastra
Barcelona.

Tiempo de lectura 2 min.

02 de julio de 2015. 13:01h

Comentada
Barcelona. 2/7/2015

ETIQUETAS

Adrián Lastra, popular por su papel de Pedro en la serie televisiva “Velvet”, interpreta al tartamudo protagonista de “El discurso el rey”, la versión teatral de la oscarizada película, que llega hoy al Teatro Poliorama de Barcelona, tras un mes en Teatro Español de Madrid. En rueda de prensa, Lastra ha reconocido hoy que cuando empezó a preparar el papel temía que la tartamudez de su personaje, sumada a su vis cómica, le hicieran caer en la parodia, pero ha “trabajado duro para construir un personaje convincente, que te hace sonreír, pero también te hace sufrir”.

“No es una comedia -ha aclarado la directora de la obra, Magüi Mira-, sino que el tono de la obra es el mismo que el de la vida. Hay humor, sangre, emoción, angustia, pensamiento y sexo”.

Mira ha aclarado que la obra teatral es “muy diferente” a la película que el director Tom Hooper rodó en 2010 a partir de la historia escrita por David Seidler sobre la relación del rey Jorge VI con su logopeda.

Adrián Lastra, que da vida a Jorge VI, ha definido la obra como una historia de “superación y valentía” y a su personaje como “un ser complejo”.

Escrita en la década de los 80, Seidler tuvo que mantener la historia guardada en un cajón hasta que muriera la viuda de rey, Isabel Bowes-Lyon, por expreso deseo de reina consorte.

En 2010 el director Tom Hooper decidió recoger en un filme esta historia, que narra los acontecimientos que vivió Gran Bretaña y su Rey, desde el discurso del príncipe Alberto en Wembley en 1925 y el discurso de declaración de la guerra a los alemanes, ya como Jorge VI en 1939.

La película que se hizo de la obra obtuvo siete premios Óscar, con Colin Firth como mejor actor protagonista.

Mira ha insistido en que la obra “no es como la película” y ha explicado a los que han visto el filme que el Poliorama acoge un montaje adaptado al lenguaje teatral, en el que se han añadido escenas que explican la situación histórica y se ha incluido baile y música.

Sin apenas escenografía, la obra es “muy shakespeariana” para Lastra, con transiciones a base de luces y con la dificultad añadida de que en el teatro no existen los primeros planos, por lo que la “vivacidad” y la “energía” serán piezas claves.

Roberto Álvarez es el dr. Logue, un hombre al que describe como “mucho más simpático y vivaz” en la obra teatral que en la película, para darle más ritmo a la escena, pero manteniendo el carácter del personaje interpretado por Geoffrey Rush, un hombre que “ha crecido y se ha curado a sí mismo”, ha explicado a Efe.

Durante el proceso de creación, Álvarez no quiso trabajar su personaje a través del miedo, sino al contrario, como “una persona curada a sí misma”.

Emilio Hernández ha sido el encargado de la adaptación y se ha permitido alguna que otra licencia en favor de la dramaturgia y también habrá mucho baile para “embellecer” el resultado final de la obra.E

Últimas noticias

Red de Blogs

Otro blogs