MENÚ
domingo 21 julio 2019
22:47
Actualizado

El Real, próxima temporada

Tiempo de lectura 2 min.

21 de abril de 2017. 22:01h

Comentada
22/4/2017

El Teatro Real presentó su próxima temporada, con retraso respecto a otros teatros como Munich, París, Berlín, Hamburgo... o el mismo Liceo. Sus razones tenía: hacer coincidir el tirón de la prensa con la apertura de la venta de entradas. Su trío rector realizó una exposición brillante. Marañón comenzó con los aspectos generales de ese doble aniversario que se ha vendido muy bien para completar las arcas del teatro con la bonificación fiscal lograda. Seguidamente Matabosch se extendió casi una hora sobre los aspectos más novedosos de la programación, con su entusiasmo habitual y un detallismo casi equiparable al de Mugica Lainez en ese «Bomarzo» que subirá al escenario del teatro el lunes y cuya música no va a resultar fácil para los espectadores, como no lo ha sido para David Afkham. 260 funciones, 116 de ellas de ópera con 13 títulos, 28 de danza, 17 conciertos/recitales y las destacables 96 funciones para el público juvenil. En la temporada hay de todo... salvo los Wagner o Strauss, compensados nacionalmente con Zimmermann y Weill. Títulos populares –«Lucia», «Carmen», «Aida», «Boheme»– frente a las novedades de «El pintor», «Dean man walking», «Street scene», «Gloriana» o la tremenda «Die soldaten», ópera difícil de representar y sobre la que –les revelo– hubo un frustrado medio compromiso entre Mortier y Giancarlo del Monaco para traerla al Real. «La favorita» –recordando la apertura del teatro en 1850– y «Thais» se ofrecerán en concierto. Sorprende también, generando razonables dudas sobre su idoneidad, el inicio con «Lucio Silla», ya que este Mozart, que requiere grandes intérpretes para sus bellísimas y difíciles arias, no esde cómoda audición, por lo que Claus Guth habrá de realizar más de sus habituales giros para ilusionar. Chapeau por las novedades, con DiDonato en «Dead men walking» y un reparto adecuado para «Street scene». Hay nombres interesantes en los repartos, pero están lejos de Europa. Cerró García-Beleguer con las cifras, inevitables y esperadas. Matabosch supo ladear el tema de los cantantes españoles con gran inteligencia: «No se canta en el Real por ser español sino por hacerlo bien». Aquí acertó Reverter al preguntar si, aparte del número, no hay cantantes españoles para algunos de los papeles protagonistas. Nunca llueve a gusto de todos.

Últimas noticias