Cultura

Gónzalez Écija y Marcos Linares, oreja por coleta en fin de feria de Córdoba

Fue en la novillada picada que ha echado el cierre a la feria taurina de Córdoba, y en la que el tercer actuante, Daniel de la Fuente, se ha ido de vacío con un desigual envío ganadero de Talavante.

CÓRDOBA, 22/05/2022.- El novillero González -Ecija durante la faena de muleta al segundo novillo de su lote en la feria taurina de Nuestra Señora de la Salud. EFE/Salas
CÓRDOBA, 22/05/2022.- El novillero González -Ecija durante la faena de muleta al segundo novillo de su lote en la feria taurina de Nuestra Señora de la Salud. EFE/Salas FOTO: Salas EFE

De la Fuente, que reaparecía tras su cornada en Talamanca del Jarama apenas veinte días después, compareció en Córdoba sin poder rematar ante un lote con opciones pero con el que no acabó de entenderse.

Al que abrió plaza le pudo enjaretar por bajo una serie. Dispuesto pero sin llegar a calar. En el cuarto, el novillero anduvo voluntarioso pero sin acabar de verlo ante un astado que tiró cornadas a media altura. Faena sin sustancia.

González Écija lanceó bien de capa al segundo, rematando con una larga. De muleta, no pudo dar continuidad ante un repetidor enemigo que ofreció posibilidades. Al quinto le cortó un apéndice tras una faena bien estructurada donde destacó con el toreo con la mano derecha.

El triunfador del festejo fue Marcos Linares, que con sus dos enemigos anduvo a un gran nivel. De no ser por la espada, hubiera cosechado mayor éxito.

Al tercero le cortó una oreja tras practicar un toreo serio y estético con ambas manos. Con la misma dimensión estuvo ante el que cerro plaza. Faena rotunda de principio a fin con la franela que no fue convenientemente rematada con el acero.

FICHA DEL FESTEJO.- Seis novillos de Talavante, de aceptable presentación, nobles y de juego dispar.

Daniel De la Fuente, de tabaco y oro: dos pinchazos y dos descabellos (ovación); estocada (ovación)

González Écija, de verde y oro: pinchazo y estocada (silencio); media tendida (oreja).

Marcos Linares, de blanco y oro: estocada tendida (oreja); cuatro pinchazos y dos descabellos (silencio).

La plaza registró un tercio de entrada en tarde despejada y con viento.