MENÚ
lunes 12 noviembre 2018
22:22
Actualizado
  • 1

Tusk: «La ley debe ser respetada por todos»

  • El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tras recoger el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2017 otorgado a la Unión Europea
    El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, tras recoger el Premio Princesa de Asturias de la Concordia 2017 otorgado a la Unión Europea

Tiempo de lectura 2 min.

21 de octubre de 2017. 04:40h

Comentada
Julián Herrero 20/10/2017

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aprovechó su discurso de agradecimiento por el Premio Princesa de Asturias de la Concordia, para hacer un alegato en defensa de la verdad en una época de «manipulación y falsas noticias». Y lo hizo recordando el activismo de uno de sus compatriotas, el también galardonado Adam Zagajewski, Premio Princesa de Asturias de las Artes 2017, para combatir la dictadura comunista que sufrió su país. «Con el tiempo, Zagajewski, con sus poemas contra la censura, se convirtió en un símbolo de la libertad de expresión, de la independencia del pensamiento y de nuestro anhelo por Europa, no en el sentido geográfico, sino en el político, intelectual y axiológico», señaló.

Tusk recordó cómo de joven, para alcanzar ese anhelo, participó junto a miles de compatriotas en el movimiento Solidaridad, el primer sindicato libre del Bloque del Este, cuyo líder Levch Walesa, alcanzó después la presidencia y consiguió el Nobel de la Paz por su defensa de los derechos humanos. «Pese a que fuimos golpeados, encarcelados y nos obligaron a irnos al exilio, nunca renunciamos a unos simples principios: que la violencia no resuelve nada, que el diálogo siempre es mejor que el conflicto, que la ley debe ser respetada por todos los actores de la vida pública, y que la armonía es mejor que el caos». Unas declaraciones que podrían traducirse como una advertencia al ejecutivo de Carles Puigdemont y sus socios para que desistan en su pulso con el Estado de Derecho y acaten la Consitución.

Tusk habló de la importancia de construir una Europa unida ante las nuevas amenazas que la acechan. Para ello, dijo, es necesario «que prevalezcan la concordia y la verdad». «La verdad es invencible y esta ceremonia también es un alegato de esa invencibilidad». Toda una declaración en defensa de la UE, pues cabe recordar que el Premio Princesa de Asturias de la Concordia ha recaído este año sobre el modelo de integración territorial que supone la Unión aprovechando el 60 Aniversario del Tratado de Roma.

El presidente del Consejo Europeo hizo gala de sagacidad e ironía, dedicando a los antieuropeístas unos fragmentos del poeta polaco: «El territorio de la verdad es claramente reducido/Estrecho como un sendero al borde de un precipicio/¿Eres capaz de no salirte de él?/ Acaso ya lo has abandonado».

Últimas noticias