Una fusión de ida y vuelta

CC OO pide al nuevo Gobierno que se comprometa a revertir el Real Decreto que prevé la integración del Teatro de la Zarzuela y el Real

Una imagen de «La tabernera del puerto», reciente montaje de la Zarzuela / Efe
Una imagen de «La tabernera del puerto», reciente montaje de la Zarzuela / Efe

CC OO pide al nuevo Gobierno que se comprometa a revertir el Real Decreto que prevé la integración del Teatro de la Zarzuela y el Real.

La Sección Estatal de Comisiones Obreras en el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte pidió ayer al Gobierno de Pedro Sánchez que declare nulo el Real Decreto que fusiona el Teatro de la Zarzuela y el Teatro Real. En un comunicado, el sindicato recordó que, cuando la medida fue anunciada, y a la que CC OO se opuso, recabó los apoyos de grupos políticos del PSOE y de Unidos Podemos, por lo que les reclamó que mantengan «la palabra dada» ahora que están en el Ejecutivo.

El mencionado Real Decreto, que no entraría en vigor hasta que se aprueben los Presupuestos Generales, establece la modificación de los Estatutos de la Fundación del Teatro Real. Según el sindicato, la consecuencia de su aplicación sería «la privatización» de la Zarzuela y por eso piden «la defensa de lo público, buscando asegurar puestos de trabajo dignos y un servicio de calidad y asequible para la ciudadanía». Así, en la próxima Asamblea de Personal del Teatro de la Zarzuela que se celebrará mañana, el sindicato propondrá la convocatoria de una concentración para reclamar la nulidad de este Real Decreto.

El sindicato recuerda que en las reuniones durante los pasados meses con los partidos que ahora forman el núcleo de la mayoría que respalda a Pedro Sánchez, estos políticos les dieron un «apoyo unánime» y se comprometieron «verbalmente» a hacer «cuanto fuese posible por impedir el expolio de lo público, asegurar la calidad del empleo del personal afectado y conseguir un acceso a la cultura pública de calidad y al alcance de toda la ciudadanía». «Por eso, reclamamos de todos ellos que mantengan la palabra dada y que pongan manos a la obra para impedir el desatino que supondría la entrada en vigor del real decreto aprobado por el Consejo de Ministros apresuradamente pero que aún no es efectivo», aseguran. Como parte complementaria de la presión pública, el sindicato recuerda que apoyan esta idea «personalidades del teatro lírico, artistas, técnicos y otras formaciones políticas». Finalmente, demandan que se abra una mesa de negociación sobre el INAEM «que asegure este patrimonio cultural de valor incalculable».