Sección patrocinada por sección patrocinada

Se practica en diversos países

La Unesco incluye la trashumancia en España como Patrimonio Inmaterial

Se trata de un a forma de pastoreo de la que han derivado costumbres, tradiciones y cultura de diversos países europeos

20-10-19. 1.800 orejas y 100 cabras recorren el centro de Madrid. Fiesta de la Transhumancia.
Ovejas y cabras recorren el centro de Madrid en la fiesta de la transhumancialarazonfreemarker.core.DefaultToExpression$EmptyStringAndSequenceAndHash@1ca0c1f9

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) ha incluido la trashumancia estacional como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. La trashumancia, que en Europa es una forma de pastoreo que consiste en el desplazamiento estacional de ganados por rutas migratorias de la zona del Mediterráneo y los Alpes, se practica por muchos países de Europa y ha generado un patrimonio cultural y de costumbres que ha definido muchas de las tradiciones europeas.

La Unesco ha tomado la decisión en la decimoctava reunión del Comité Intergubernamental para la Salvaguarda del Patrimonio Cultural Inmaterial, que se celebra desde el pasado lunes y hasta el próximo sábado en la ciudad de Kasane, en el norte de Botsuana, informa EFE. La solicitud de inscripción en la citada lista de patrimonio inmaterial fue presentada por diez países europeos, España, Albania, Andorra, Austria, Croacia, Francia, Grecia, Italia, Luxemburgo, Rumanía y aprobada por el Comité.

"La trashumancia, desplazamiento estacional de rebaños" es una actividad que ha generado un rico patrimonio cultural y etnográfico, reflejado en fiestas y tradiciones, en la toponimia, la gastronomía y la arquitectura relacionada con esa labor. La Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad reconoce y promueve la diversidad de prácticas y conocimientos culturales que realizan las comunidades.

La inscripción en la Lista anima a todas las partes interesadas a aplicar medidas de salvaguardia en estrecha colaboración con los portadores de las tradiciones. La reunión de Botsuana también está marcada por la celebración del vigésimo aniversario de la Convención para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial. Con 181 Estados partes, este marco normativo internacional de la Unesco ha registrado un índice de ratificación excepcional en una década.