Innovadores

6 Domingo. 6 de octubre de 2019 • LA RAZÓN La autotmatización agita el mercado laboral. Libertadde empresavs. derechoal trabajo: llega labatalla4.0 A FONDO La reciente sentencia que declara improcedente un despido por automatización de tareas abre un debate social complejo: ¿vencerán las máquinas al Estatuo del Trabajador? ¿Hay límites? P odríahabersidounasen- tencia de un pleito entre empresa y trabajador por un despido sinmás. Pero el juez Javier Ercilla del Juzgado de lo Social nº10 de Las Palmas de Gran Canaria es un entendido de la tecno- logía y los cambios que trae y por eso sufallosobreeldespido(ahoradecla- radoimprocedente)deunatrabajado- raporquebuenapartedesutrabajoha quedado enmanos de un software de gestión y reclamo de cobros ha sido noticiadentroyfueradenuestrasfron- teras.Lasentenciaabreundebatelegal, económicoytambiénfilosófico:¿dón- deestánloslímitesdeladigitalización cuando colisiona con el derecho al trabajo? Para abordar esta compleja cuestión, lo primero son los antece- dentesdeestecaso:unaadministrativa fuecesadaaprincipiosdeañomedian- teundespidoobjetivoporqueun70% de sus tareas lo había asumido un bot degestión.Ellatrabajaba40horasala semana conun coste de 28.412 euros por añoa la empresa. El software , tra- baja 98 horas a la semana (aunque podría hacerlomás si así lo decidiese la compañía) por 12.900 euros. Las cuentas estánclaras. Estecasonoesúniconiaislado,pero lollamativoeslasólidayprofusaargu- NEREA CASTRO mentación que realiza el juez para denunciar la improcedencia del des- pido. «Lasimplemejoradelaeficien- cia no puede ser tenida como piedra de toque que justifique la inclinación de labalanzaenfavordel derechoa la libertad de empresa sobre el derecho al trabajo e incluso el interés público del mantenimiento del empleo». Y añadequeeseinterésdeEstadoSocial «reconoceyofreceunaseriedegaran- tías», mientras que en este caso «nos encontramos ante un fenómeno que supera lo puramente técnico y que superainclusolalibertaddeempresa, alcanzando la estabilidad del empleo ensuconjunto». El juez alude así a los múltiples in- formesqueavisanqueenlaspróximas décadas entre un 30 y un 40% de los empleos (depende los autores) des- aparecerán como consecuencia de la automatización. ¿Puede entonces el Estado, la economía y el sistema judi- cialpermitirquetantagentequedesin empleo? ¿Es objetivo despedir a al- guienporqueunamáquinahagatareas igualesosimilaresmásrápido,duran- temás tiempoy conmenores costes? «Lasentenciatendráunagrantras- cendencia porque ahora podrá ser recurrida y habrá que ver cómo que- da»,alertaCeciliaPérez,asociadaprin- cipal de derecho laboral en el bufete Garrigues,anteelprevisiblerecursode laempresayunaposiblellegadaalSu- premo. «No se puede decir que no se puedanhacer despidos por robotiza- ción o automatización de procesos», aclara. Lo que ocurre es que en este caso el juez no considera suficiente la meraoptimizacióndeprocesoscomo causadesustituciónobjetiva(másba- rata) y reclama una justificación eco- nómicabasada enhechos (en la carta dedespidonoseacreditabanpérdidas económicas)ynoenprevisionespara permitir la destitución en esas condi- ciones. La casualidad ha querido que tras salir la sentencia, ThomasCook, que es uno de los mayores clientes de la empresademandadayquesemencio- naenlapropiasentencia,quebrase.«Si el fallo se hubiese publicado hoy, el despido sería válido porque sí habría una motivación económica», explica Daniel Pérez Del Prado, doctor en DerechoporlaUniversidadCarlosIII deMadrid,quealertaqueladiferencia entre considerar el despido objetivo La formación continua es ahora ‘obligatoria’, pero no todos podrán reciclarse (20díasporaño)oimprocedente(33) «essolounpequeñoconsuelo»parael trabajador. «Aunque les demos la máxima indemnización, ¿va a servir estoparalosempresariosnosustituyan a los empleados?», se pregunta, seña- landolanecesidaddehacerunanálisis concienzudodequésectorescaerány quiénesquedaránfueradelmercado, parapoderreubicarlos.Ynovalesolo con potenciar la formación, alerta. «Haráfaltamayorprotecciónsocial,si la gente va a pasar más tiempo en el desempleo o de forma más habitual, habrá que pensar si son necesarias prestacionesmás generosas», explica. Sobreelpapel,lareformalaboralde 2012 permite que, basándose solo en las causas técnicas (a diferencia de la opinión expresada por el juez en este caso),undespidoseaobjetivo,sincon- templarlasituacióneconómicadeuna compañía. «Con la normativa actual sísepuedemotivarundespidoobjeti- vo porque hayamos introducidome- dios en el proceso productivo que no hagan necesaria la intervención de la mano de obra, lo que ocurre es que ahora hay muchos tribunales, espe- cialmente de lo Social, que sí cuestio- nanque lacausa técnicaoproductiva pueda estar desligada de la económi- ca»,advierteJoaquínVañó,directorde Tax&Legal Services enPwC. La clave aquí es que el juez asegura quenosehaproducidouncambioen Los despidos amparados en la digiitalización son un fenómeno ya frecuente, aunque no tan llamativo por el tamaño medio de las empresas españolas. Son despidos ‘por goteo’ en los que un ‘bot’ sustituye a un número reducido de personas. Así, solo salen a la luz cuando nos encontra- mos ante un ERE de grandes empresas, como el que se ha saldado con la salida casi 1.000 trabajado- res en Vodafone en España. En la memoria explicativa e informe técnico de este expediente, la palabra automatización se mencio- na 14 veces; la digitaliza- ción, 28 y la robotización, dos. Unas cifras que dan cuenta de la importancia del cambio para el empleo. VODAFONE Ejemplo de ERE y digitalización elmediodeproducciónque justifica- ríaeldespido,sinolairrupcióndealgo nuevo. «Elejemplosencilloparacom- prenderlo es el de la fotografíadigital. Los trabajadores que se dedicaban a revelar perdieron su trabajo porque habíairrumpidouncambiotécnicoen el medio de producción y no hacía faltaunrevelado. Sinembargo,eneste caso el medio no desaparece, porque lagestióndecobrossesiquehaciendo, solo que con otro instrumento. Y la empresa decide sustituir a la persona por motivos de eficiencia», explica la portavozdeGarrigues. «Haymuchasempresasqueutilizan la digitalización como excusa para amparar los despidos», lamenta José Varela, responsable de digitalización en el trabajo de UGT, que denuncia que son numerosos los recortes de personal por esta causa, aunque no lleguenajuicioporquelalegislaciónlo impide: en el momento en que una empresaaceptaqueundespidoesim- procedente es inapelable. «En este casolacompañíaquisoahorrarseunos días de despido», explica, y todo esto ha derivado en esta sentencia. Este debateentresieldespidoporautoma- tización debe ser objetivo o improce- dente está sobre la mesa y Varela de- nunciaquesonmuchaslaspatronales que abogan por establecer vías para que en estos casos siempre se pueda hablardeundespidoobjetivosinpro-

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=