La Razón de la Justicia

RJ e acerca el verano y se empieza a visualizar en el horizonte, un númeroindeseabledeconflictos entrelosprogenitores,relaciona- dos con las vacaciones escolares delosmenoresyenconsecuencia conlosperíodosdedisfrutedecadapadrecon sushijos. ¿Todavía seestáa tiempodeevitarlos? Lamentablementelalentituddelosórganos jurisdiccionales,porcausasajenasenmuchas ocasiones, a losprofesionalesqueprestansus serviciosenellos,posibilitaqueconfrecuencia salga beneficiado el progenitor, que, tras la rupturadelaconvivencia,llenasudoloryvacío conlacompañíadelhijo/a,convirtiéndolosen la única razón de vivir, sin importarle el daño que conelloestáocasionando, no soloal otro progenitor,sinofundamentalmentealpropio menor. Yporotraparteel ascendienteaquiense le impideseguirejerciendosusderechosydebe- res inherentes a su responsabilidad parental, sufreysedesmotiva,soloseleconsiderapadre a lahorade satisfacer los alimentos. Peroesprecisoreaccionary,comoendeter- minadas relaciones es previsible que los con- flictos se van a producir, es necesario prever los acontecimientos con antelación suficien- te. Las vías legales a utilizar son varias: si ya estabanestablecidoslosperiodosdeestancias vacacionalesconcadaprogenitor,–bienenel conveniosuscritoentreambos oenlasenten- ciadictada–,sepuedeinstar laejecuciónjudi- cial del pronunciamiento, y recabar el auxilio de la policía, si fuere preciso, para la entrega delmenor/esenlasfechasindicadas,aunque nopodemos obviar que a veces se ve burlada la entrega y el cumplimiento de la resolución judicial, por el traslado anterior del menor e intencionadamente a otro domicilio desco- nocido. Otras veces en cambio, el incumplimiento se enmascara en la diferente interpretación que hace cada parte de los acuerdos/ pronunciamientos:pensemosporejemploen los supuestos enque se hayandistribuido las vacacionesescolares,sinpreverquedíayaqué hora se tienen que producir las entregas y re- cogidas, o con que antelación tiene que noti- ficar cada padre al otro las fechas de su elec- ción... Soluciones legalespara todoellohayyaun- que el camino sea arduo y a veces largo, hay que procurar que el desánimo no motive el abandono. Si es reiterado el incumplimiento de las obligacionesderivadasdelrégimendevisitas, tantoporpartedelpadreguardadorcomodel no guardador, ese hecho puede dar lugar a la modificación por el Tribunal del régimen de guardaycustodiavigentee inclusoa la impo- sicióndemultascoercitivas,loquesenecesita paraquepuedaprosperarestaacción, espro- bar y documentar que los incumplimientos son reiterados. Pero si el incumplimiento se debe a que faltan concreciones, la iniciativa tiene que partir de la parte que prevea que suhijo y ella misma va a resultar perjudicada ,y tiene que acudir al Juzgado para instar bien su modifi- cación,siesloqueprocede,obiensudetermi- nación en evitación de conflictos sucesivos, comoque sefijeunhorario parapoder tener contactoalmenos telefónico, si la comunica- cióndelmenorconelotroprogenitorcuando estádevacacionesconuno,sevedificultaday noestáprevista. Otro problema, que suele plantearse con mucha asiduidad es que se condicione si el menor realiza alguna actividad de ocio, cam- pamento…enfuncióndelperiododedisfrute que le corresponda a cada padre, cuando lo más lógicoybeneficiosoparaelhijoy lospro- piospadres,espreverqueesetiempoquedure esa actividad sin la compañía de ninguno de sus progenitores se descuente del tiempo de estanciaconcadauno, solicitudque también sepuede formular por estavía. Los tribunales estiman estas peticiones instadasvíamodificaciónsiellosedebeauna modificación o alteración de las circunstan- cias,sisecumplenlosrequisitosdeseresencial ysustancial,sipresentacaracteresdeestabili- dadypermanenciaeneltiempo,sielhechoes imprevisto o imprevisible y si no ha sido la modificación provocada o buscada volunta- riamente por quien la promueve; requisitos queencajanperfectamenteenlassituaciones comentadas. Y por último se puede acudir a unaterceravíalegal:promoverunexpediente de jurisdicción voluntaria cuando existe dis- crepanciaentre lospadresparael ejerciciode la Patria Potestad, pensemos por ejemplo en la decisiónde si el hijopuede viajar ono a un paísextranjeroyencompañíadequienpuede hacerlo.Endefinitiva,loquevienenhaciendo lostribunales,aunquelasobrecargadetraba- jo impideenocasionesque resuelvana tiem- po, en ciertamedida depende de los propios interesados:hayquepactaropediralJuzgado queconcrete,elmayornúmerodesituaciones cotidianasposiblesyconelmayordetalle,solo deestaformapodránposteriormenteejecutar y aplicar los mecanismos legales, evitando dejarsucumplimientoalarbitriodeunadelas partes. Es muy útil presentar al juzgado un plan de parentalidad bien elaborado. Y es preciso tener muy presente que el principio del interés superior del menor es el eje en los procesosjudicialesquelesafectan,porloque también se pueden producir resoluciones alejadas de los deseos y reclamaciones de los progenitores. EL RÉGIMEN DE CUSTODIA DE MENORES EN VACACIONES Esprecisotener muypresente queelprincipio delinterés superiordel menoreseleje enlosprocesos judicialesque lesafectan,por loquetambién sepueden producir resoluciones alejadasdelos deseosy reclamaciones delos progenitores S Carmen GONZÁLEZ POBLET Socia de Círculo Legal Abogados 6 • Especial Jurídico Martes. 26 de junio de 2018 • LA RAZÓN

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=