La Razón de la Justicia

RJ Carmen GONZÁLEZy Amparo ARBÁIZAR De Círculo Legal y Arbáizar Abogados ablar en España de Parejas de Hecho exige diferenciar entre la reguladao registrada, a laque se le aplica una legislación concre- ta, y laqueno lo está, no sujeta a normativaalguna, yconlleva lanecesidadde adaptar con urgencia nuestra Legislación a esta realidad social. NuestraConstitución, si bienesciertoquenoprohíbelauniónestable depareja, yquerecogeentresusprincipios la protección a la familia, no la regula. A nivel estatal tampoco existe normativa alguna aplicable a todoel territorionacional, y elloa pesardequeenEspañael númerodeparejas queoptaporestaformadeunióncomoalter- nativa al matrimonio, ha aumentado consi- derablemente. Han sido las Autonomías, y a día de hoy casi todasellas, lasquehandictadonormas regu- lando estas uniones. Unaslegislacionesautonómicasexigencomo elemento definidor de estas uniones, que la relación afectiva sea análoga a la del matri- monio,porejemplo,Cataluña,Aragón,Nava- rra; y otras prescinden de ese requisito para quitar la connotación matrimonial: Madrid, ComunidadValenciana…AragónyCataluña requierenunaconvivenciamínimapreviade dosaños, salvoqueexistanhijosencomún, y en Madrid, Asturias y Extremadura, entre otras, es suficiente el periodo de un año. Ba- leares y País Vasco, en cambio sustituyen el requisitodelaconvivenciaporeldelainscrip- ción obligatoria en el Registro creado a este fin. Tampoco hay unanimidad para determinar qué Ley es la aplicable, puesto que al- gunas normas utilizan el criterio de la vecindad civil, y otras el de la residencia y /o empadronamiento. El grado de consanguinei- dadentrecolaterales, como impedimento para consti- tuir esta unión, también difiere, segundo o tercer grado,aligualqueeltiempo de cese de la convivencia, seismesesounaño, parasu extinción. Pero a pesar de este caos normativo, y de la actitud pasiva inexplicable del Es- tado para regular estas uniones,que noestánequi- paradas ni por las disposi- ciones legales vigentes, aunque alguna la asemeja bastante, niporlajurispru- dencia de nuestro Alto Tri- bunal,almatrimonio,loque El concepto de matrimonio no está armonizado ni definido en ningún instrumento legal de la Unión Europea al entenderse que está regulado por cada Estado miembro según su derecho interno se traduce en que por ley no dimana entre susmiembros el derecho a la prestación de alimentosyquetodolorelativoalaeconomía ypatrimoniode los convivientes se va a regir por el régimen económico de separación de bienes, pactar al menos , y preferiblemente en documentos público ,lo que si pueden prever en aspectos tales como su economía, elusodelaviviendacomún,laformadecon- tribuira losgastosycargas incluidos loshijos mayores de edad, las consecuencias que se van a derivar de su ruptura , y la prestación compensatoriapor enriquecimiento injusto ensucaso,entreotrasmuchas,esdeextrema necesidad para estas parejas , por supuesto dentro de los límites legalmente estableci- dos y siendo conscientes de que por encima deesa libertadestásiempre laproteccióndel interés de losmenores. Hay que reseñar que a nivel estatal si se han introducido reformas enalgunasdisposicio- nesenrespuestaaestarealidadcadavezmás frecuente, equiparandoestas relacionesa las de los cónyuges, como por ejemplo en la Ley de Arrendamientos Urbanos el derecho del conviviente a continuar en la posición del arrendatario en caso de fallecimiento o abandono de la vivienda por el titular; la ca- pacidad para adoptar en las mismas condi- cionesqueunmatrimoniooutilizar técnicas de reproducción asistida y el derecho a per- cibir pensión de viudedad si se cumplen determinados requisitos. Enel ámbitohereditarioes donde seda en la prácticamayores diferencias de trato con las uniones matrimoniales y especialmente en la sucesión intestada, salvo ciertas previsio- nes mínimas a favor del viudo conviviente queestáncontempladas. ¿Yquépasacon las uniones civiles en el restode Europa? El conceptodematrimoniono está armoni- zadonidefinidoenningúninstrumentolegal de la Unión Europea al entenderse que está reguladoporcadaEstadomiembrosegúnsu derechointerno.Sinembargo,elconceptode «Unión Registrada» está definido en el artí- culo 3, 1. a) del Reglamento (UE) 2016/1104 de cooperación reforzada en el ámbito de la competencia,leyaplicable,elreconocimien- to y la ejecución de resoluciones enmateria de efectos patrimoniales de las uniones re- gistradas. «Unión registrada»: régimen de vidaencomúndedospersonasreguladopor ley, cuyo registro es obligatorio conforme a dichaleyyquecumplelasformalidadesjurí- dicas exigidas por dicha ley para su crea- ción. Dichoconceptoestáacotadoalosefectosdel Reglamento(UE) 2016/1104ynoobligaa los Estadosmiembros cuyo ordenamiento jurí- dicono contemple la instituciónde launión registrada a establecer dicha institución en suDerechonacional.Elcontenidorealdeeste concepto se sigue regulando en el Derecho nacional de los Estados miembros y puede diferirbastantedeunEstadomiembroaotro. EnmateriadeinmigracióndentrodelaUnión Europea tiene importancia si las uniones ci- viles están reguladas en el país de la nueva residenciaporque laparejasebeneficiaráde lanormativade launióneuropeaparaespo- sos o, en su defecto serán las disposiciones paraotros familiares. LosEstadosmiembros de la Unión Europea que participan en el Reglamento(UE)2016/1104,quehaentrado envigor enenerode2019, son: Suecia, Bélgi- ca, Grecia, Croacia, Eslovenia, España, Fran- cia, Portugal, Italia, Malta, Luxemburgo, Alemania, República Checa, Países Bajos, Austria, Bulgaria y Finlandia. ¿CÓMOSEREGULANLASUNIONESDEHECHOEN ESPAÑARESPECTOAOTROSPAÍSESDELAUE? H 6 • Especial Jurídico Martes. 28 de mayo de 2019 • LA RAZÓN

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=