L'Osservatore Romano

Número suelto € 1,00. Número atrasado € 2,00 L’OSSERVATORE ROMANO EDICIÓN SEMANAL Unicuique suum EN LENGUA ESPAÑOLA Non praevalebunt Año L, número 35 (2.581) Ciudad del Vaticano 31 de agosto de 2018 Los escándalos y la sanación E l que delineó un balance mediático del viaje en Ir- landa, breve y que se anunciaba lleno de obstáculos fue el mismo Papa durante el vuelo de regreso a Roma. Al fi- nalizar la larga rueda de prensa, como siempre llena de pregun- tas, Francisco quiso añadir ha- ber encontrado en el país «una fe arraigada y fuerte». Y preci- samente basándose en esta, el pueblo irlandés está atravesan- do un difícil proceso de sana- ción de las heridas todavía abiertas por los escándalos cau- sados, a lo largo de los diversos decenios, por los abusos a me- nores, auténticos crímenes, den- tro de la Iglesia. El Pontífice lo quiso decir a los periodistas que lo acompa- ñaron «porque es lo que he vi- sto, he escuchado y sobre lo que en estos dos días me he in- formado». Entre otros, en un duro y conmovedor encuentro que duró más de una hora y media con algunos «supervi- vientes» y que tuvo lugar poco después de su llegada a Du- blín. De aquí nació la propuesta del Papa de pedir perdón, «pe- ro sobre cosas concretas», en la misa final; «y ellos la aceptaron y me han ayudado a realizarla» añadió Bergoglio. Con un pro- ceso doloroso, «pero también con la consolación de poder ayudar a aclarar» esto que ha sucedido y fue después declara- do por Francisco delante de ca- si medio millón de fieles en el acto penitencial al principio de la celebración en Phoenix Park, entre el viento y la lluvia. Inevitablemente fueron dife- rentes aspectos de los abusos, «de poder, de conciencia y se- xuales», por parte de exponen- tes de la Iglesia que marcaron la rueda de prensa, durante la cual el Papa también respondió sobre un nuevo episodio de oposición interna. «No diré una palabra sobre esto» dijo, porque «habla por sí mismo, y vosotros tenéis la capacidad periodística suficien- te para extraer las conclusio- nes». Demostrando así confian- za en la «madurez profesional» de los periodistas, según una lí- nea iniciada en la Iglesia en el tiempo del Concilio y después desarrollada a los largo de los S IGUE EN LA PÁGINA 15 Viaje apostólico en Irlanda Perdón verdad y justicia

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=