L'Osservatore Romano

Número suelto € 1,00. Número atrasado € 2,00 L’OSSERVATORE ROMANO EDICIÓN SEMANAL Unicuique suum EN LENGUA ESPAÑOLA Non praevalebunt Año LI, número 22 (2.619) Ciudad del Vaticano 31 de mayo de 2019 Recuperar las dimensiones esenciales de nuestra existencia cristiana J ORNADA MUNDIAL DEL INMIGRANTE Y DEL REFUGIADO Como peregrino y hermano hacia Rumanía E l Papa Francisco envió un vídeomensaje el mar- tes 28 de mayo al pueblo de Rumanía antes de iniciar el viaje a ese país, programado del 31 de mayo al 3 de junio. En su mensaje, el Papa saluda a los hermanos y hermanas de Rumanía, un país que define como «hermoso y acogedor» y señala que acu- de como peregrino y hermano. Agradece a las autori- dades de la nación por la invitación y por la «plena colaboración» y subraya la alegría de encontrar al Pa- triarca y al Sínodo Permanente de la Iglesia Ortodo- xa rumana, a los pastores y a los fieles católicos. «Los vínculos de fe que nos unen se remontan a los Após- toles, en particular al vínculo que unía a Pedro y a Andrés, que según la tradición llevó la fe a vuestras tierras. Hermanos de sangre, lo fueron también al vertir su sangre por el Señor», señala Francisco en su mensaje. Y añade: «entre vosotros hay tantos márti- res, también en los tiempos recientes como los siete Obispos greco-católicos a los que tendré la alegría de proclamar beatos. Aquello por lo que sufrieron, hasta ofrecer la vida, es una herencia demasiado valiosa pa- ra ser olvidada. Y es una herencia común, que nos llama a no tomar distancias del hermano que la com- parte». Finalmente, el Pontífice resalta que se dirige a Rumanía «para caminar juntos» y continúa: «camina- mos juntos cuando aprendemos a custodiar las raíces y la familia, cuando nos ocupamos del porvenir de los hijos y del hermano que está junto a nosotros, cuando vamos más allá de los miedos y las sospechas y cuando dejamos que caigan las barreras que nos se- paran de los demás». Antes de concluiur su mensaje, Francisco asegura su cercanía en la oración al pueblo rumano y envía su bendición. También les pide que recen por él. La visita del Papa a Rumanía, conocida como el «jardín de la Madre de Dios», se realiza bajo un marcado acento mariano que invita a unir a todas las fuerzas bajo el manto protector de la Virgen. Algo que indica también el lema del viaje apostólico: «Ca- minando juntos».

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=