ATUSALVD

RAQUEL BONILLA ● MADRID 10 n SALUD / CONSULTORIO «Con formación se logra el empoderamiento del cuidador» Dr. Jesús Fernández Director de Continuidad Asistencial del Hospital General de Villalba (Madrid) CONTINUIDAD ASISTENCIAL 1 ¿Qué son los talleres para cuidado- res y familiares»? Se trata de cursos específicos para aque- llas personas que asumen los cuidados de otros enfermos en su domicilio. El objetivo es ofrecer conocimientos, habilidades para que proporcionen cuidados de manera segura y correcta a esos pacientes. En de- finitiva, mejorar la formación del cuidador para apoyarles en la tarea de cuidar a sus familiares. 2 ¿Qué temas abordan los talleres? Se habla sobre la nutrición, consejos de movilización, cuidados de la piel, pre- vención de caídas, dispensación de medi- camentos, manejo del paciente con dete- rioro cognitivo o con demencia… Y tam- bién se aborda la dimensión social, es de- cir, damos información sobre los recursos sociales de ámbito privado y públicos que tienen a su alcance, porque estos pacientes suelen estar en situaciones de debilidad social. 3 ¿También se hace hincapié en la faceta psicológica? Sí. El fin es crear un ambiente idóneo para escuchar a cuidadores y familiares, donde expresen sus preocupaciones, sus prefe- rencias, sus observaciones… A veces se convierten en grupos de autoayuda, por- que a ellos les sirve para conocer la opi- nión y experiencia de otras personas que están en esa misma situación. 4 ¿Cuál es el perfil de los pacientes que son atendidos en el domicilio por sus familiares? Tienen un perfil complejo, porque tienen pluripatologías y suelen estar polimedica- dos. Requieren un nivel de cuidado cons- tante, siempre supervisado por profesio- nales. Por eso, más que de patologías concretas, en los talleres se habla de cui- dados y de las necesidades del paciente cuando está a nivel domiciliario. El obje- tivo es lograr el empoderamiento del cui- dador. 5 ¿Qué personas pueden formar parte de estos talleres? En las diferentes plantas del hospital re- clutamos pacientes que ya van a ir a casa para incorporar en su plan de alta el plan del empoderamiento del cuidador. Ade- más, estamos tratando de atraer pacientes desde Atención Primaria, puesto que es el otro ámbito donde se participa en los cui- dados globales del paciente. 6 ¿Quién imparte estos cursos? Las charlas las realizanprofesionales de diferentes ámbitos, como la enfermera de continuidad asistencial o la trabajadora social. También se incorpora al profesio- nal específico, según el tema a tratar. Por ejemplo, si tratamos la disfagia, en el taller participa un otorrino. Es decir, en cada caso se hace el taller con el propio enfer- mero específico. 7 ¿Qué ventajas aportan estos talleres a sus participantes y al sistema? Entre todosmejoramos la comunicación y la coordinación para integrar los cuidados del paciente en el sistema sanitario de modo global. En ocasiones entre Atención Primaria y la atención hospitalaria hay una fragmentación que puede resultar negativa para el paciente. El objetivo final de este programa es lograr la continuidad del cuidado del enfermo. 8 ¿El cuidador se enfrenta solo a los cuidados del familiar o siempre está amparado por los profesionales? No, nunca. Todo lo contrario. Una vez formado e informado, se fortalece el papel del cuidador para que participe en los cuidados relacionados con la salud, pero siempre supervisados por profesionales sanitarios de Atención Primaria o por atención hospitalaria. Estos pacientes tienen un referente en el hospital que es el que gestiona la enfermedad de manera individual en cada caso; No se trata de dejar al paciente en manos del familiar, sino de dar las herramientas a esa familia para que puedan manejarse en casa con ese paciente. Son cuidadores activos, pero perfectamente formados e informados. Gracias a los talleres le damos autonomía y capacidad de autogestionar la patología de ese paciente, pero ante cualquier duda o eventualidad está el profesional detrás y a su disposición. 9 ¿Qué papel juega la continuidad asistencial en la sanidad actual? Hace pocos años esto ni siquiera existía. Tenemos hospitales diseñados para tratar patologías del siglo XX y ahora asistimos a un proceso de cronificación, propio del si- glo XXI. El cambio de mentalidad es muy lento, porque se trata de erradicar costum- bresmuy arraigadas ennuestro sistema de salud y eso también implica cambios en el profesional, pues debe tener en cuenta que es undeber formar a los pacientes para que seancorresponsables de suenfermedad. La continuidad asistencial se basado en las tres «C»: comunicar, coordinar y compar- tir. Comunicarse entre los diferentes acto- res que participamos en el cuidado del pa- ciente; compartir información; y coordinar para salvar esa fragmentación e incomuni- caciones que a veces existen en el sistema. 10 ¿Se trata de un cambio de para- digma del modelo sanitario? Sí, sin duda, porque significa adaptarse a las necesidades reales del paciente del si- glo XXI. Tradicionalmente el paciente de por sí tenía un rol pasivo, que se limita a ser cuidado, pero ahora la tendencia es la de encontrarse con un enfermo activo, formado e informado sobre su patología y que participa en la gestión de su propia salud. Esto es lo que marca la diferencia de este modelo sanitario. CIPRIANOPASTRANO PREGUNTAS D O M I N G O . 1 d e A B R I L d e 2 0 1 8 • 12 •

RkJQdWJsaXNoZXIy NDE5OTQ=