Buscando a Griezmann

Regreso al Metropolitano El francés sigue en el proceso de adaptación al Barça. Esta temporada sólo ha marcado cinco goles en 17 partidos

FILE PHOTO: Champions League - Group F - FC Barcelona v Borussia Dortmund
Griezmann en el partido de Champions contra el Borussia REUTERS/Albert Gea/File PhotoAlbert GeaReuters

Han pasado seis meses desde que Antoine Griezmann anunciara su marcha del Atlético de Madrid. En un frío comunicado y sin la presencia de algún representante del club, el francés comunicó a través de un vídeo que, después de cinco temporadas, había llegado el momento de afrontar nuevos desafíos. Barcelona fue el destino escogido por el galo y hoy, el primer jugador en anotar en el Wanda Metropolitano, regresa a la que hasta hace no mucho era su casa. «La gente le recibirá como crea conveniente y ya está. En el Atlético lo dio todo, se ha ido con un traspaso de por medio y ya está. A nosotros no nos tiene que influir y al jugador tampoco. Estamos acostumbrados a jugar con ambientes duros, a favor y en contra. Será emotivo para él», apuntó su entrenador, Ernesto Valverde.

Estrella del Atlético de Simeone, la adaptación de Griezmann en el Barcelona no ha resultado sencilla. Nueva ciudad, nuevo sistema, nueva posición, al francés le ha costado entrar en sintonía con sus nuevos compañeros de ataque. «Aún no entiendo los movimientos de Messi, Suárez y Dembelé. A veces es duro. No tienes confianza con la pelota y esto te lleva fallar cuando disparas o pasas una pelota», reconoció el francés en una entrevista antes del partido de Champions contra el Borussia. Pero el choque con los alemanes, además de certificar la presencia del Barça en octavos como primero de grupo, ha servido para que Antoine, por fin, coja vuelo. Y es que la sociedad, Messi-Súarez-Griezmann parece que empieza a conectar. «Luis y Leo se entienden a la perfección porque llevan mucho tiempo juntos, al principio no era así. Messi es un gran pasador, además de finalizador. Griezmann se desmarca muy bien, hay que encontrar su ‘timing’ adecuado», dijo Valverde tras el choque europeo.

Con cuatro goles en Liga y después de estrenar su casillero anotador en Champions, Griezmann llega con fuerza y mucha confianza al Metropolitano. La duda ahora es saber cómo saldrá de allí.

Con mucho más pelo y con el «17» a la espalda, el que fuera el ídolo de la hinchada rojiblanca, no tendrá el recibimiento deseado y los aplausos que tantas veces escuchó se convertirán en música de viento. «Lo que la gente haga es su decisión, yo no puedo meterme en su cabeza», apuntó el Cholo Simeone. Con el argentino, Griezmann alcanzó su mejor nivel y con él llegaron los títulos.«La historia y los números hablan por sí solos y no tengo nada que agregar de un futbolista que no es jugador nuestro. Nosotros intentamos mejorar, acercarnos a tener mas situaciones de gol y a ser más concretos; y a ser mas agresivos en las dos áreas, que es donde se deciden los partidos», contestó Simeone cuando le preguntaron si el Atlético había perdido gol con la salida del francés. En Barcelona de momento no lo ha encontrado. Ha disputado 17 partidos entre Liga y Champions y sólo ha marcado cinco tantos.