Baloncesto

El apoyo de Pau Gasol a un entrenador de niños que deja el baloncesto desquiciado por los padres

Pau Gasol visita en Murcia a doctor De Prado, especialista en lesiones de pie
Pau Gasol FOTO: Marcial Guillén EFE

“Me llamo Sergio. Tengo 24 años y llevo desde los 6 vinculado al mundo del baloncesto, primero como jugador y posteriormente como entrenador. Y ayer sufrí uno de los episodios más vergonzosos de mi vida en un 3x3 que organizaba mi club", asegura un entrenador en Twitter en un hilo casi dramático por cómo se comportan algunos en el baloncesto y que ha tenido el apoyo de Pau Gasol.

Este es el hilo del entrenador: "Es tradicional que se organice en mi club (del que omitiré el nombre pero al que es fácil identificar si me sigues) un 3x3 navideño. Abarcamos todas las categorías, desde escuela (niñas y niños de 5 a 8 años) hasta veteranos (y los hay muy veteranos). .Los entrenadores del club somos los encargados de llevar el conteo de puntos de los diversos partidos. Contabilizamos también las faltas, pero como siempre se ha hecho en los 3x3 callejeros estas las pitan los defensores. La mesa solo pita si las faltas evidentes no se cantan .El nivel de jugadores que hay en el 3x3 es relativamente bajo. Somos un club pequeño rodeado de otros clubes más grandes que nos sustraen jugadores, y quienes vienen a participar en nuestro torneo habitualmente es porque nos conocen o han formado parte del club anteriormente.

Mucha gente no sabe lo que es ganar un torneo o un campeonato, así que estos días añaden un picante especial. Conforme más mayores son los chicos crece la competitividad de los y las jugadoras, pero ha sido muy sana. Jugar duro y luchar para ganar, pero desde la deportividad

¿Dónde pasé yo vergüenza? En las categorías más pequeñas. Escuela, premini y mini. Y todo por culpa de unos padres QUE SOLO QUIEREN GANAR. Para ello se valen de todo tipo de artimañas. Piden faltas, presionan a las mesas, reclaman pasos (A NIÑOS DE ESCUELA) y DAN INSTRUCCIONES.

Aclaración: para los que no seáis de Catalunya sabed que las categorías son prebenjamín (escuela), benjamín (premini) y alevín (mini). Instrucciones para ganar un 3x3. A niños de 5 a 12 años. Y culpar a los entrenadores del club (con una media de edad de 17-18 años) de que sus críos pierdan un partido. Nuestros entrenadores desquiciados por las protestas de unos padres que les faltaban el respeto todo el rato.Llegué a las 15h al pabellón, aunque el torneo había empezado a las 9h. A esas horas los padres ya se habían habituado a presionar o dar instrucciones a las jugadoras durante toda la mañana. A la hora y media de llegar yo estaba harto.

.Empecé a dar avisos a los padres y madres de que el 3x3 es para QUE LOS NIÑOS DISFRUTEN, y que por tanto no quería que dieran indicaciones. Tras dos avisos agarré el micrófono y lo dije por megafonía para que lo oyera todo el mundo. En qué momento.129351Automáticamente se me acercó un padre a contarme su película. Que si no saben, que si las faltas... Pues enhorabuena. Todas empezamos en el baloncesto sin tener ni idea. Repetí hasta la saciedad QUE NO ERA UN ENTRENAMIENTO. Tienen 3 entrenos a la semana, allí aprenderán, no hoy.124330

Sergio Balaguer@NaturalSerge·5 ene.Ese fue el primero. Posteriormente otro padre se me encaró y me preguntó que “¿tú quién eres?” para desautorizarme. Entrenador del Junior A, segundo del Junior B, jugador del Senior y miembro de la organización. ¿Alguna duda más? .Después de esto vino la primera amenaza. No fue la última. Otra madre me acusó de tener ni puta idea. Madre que nunca ha hecho baloncesto, pero quien no sabe soy yo después de 16 años en este deporte

Un jugador (Cadete) me pidió una falta en ataque QUE YO HABÍA PITADO gritándome y llamándome de todo. Le dije a gritos que se callara, que había pitado a su favor y me dijo que vigilara, que su padre estaba en la grada. Las cosas como son, luego hablé con él y se disculpó.415338

.Lo peor fue la final Mini. Ya en el primer minuto le tuve que pedir a un padre que se situó detrás mío que se callara porque no podía estar mirando el partido y contestando todas las dudas y quejas. Primer minuto de 20. Al ver al padre protestar los niños empezaron también.221258

.La diferencia entre niños era de casi dos años. Minis de primero contra Minis de segundo mucho más hechos. A pesar de pitar 2 faltas en contra y 6 a favor de los más pequeños la diferencia física se impuso. Y los que perdieron eran unos jugones. Pero lloraban desconsolados.113229

Lloraban no por perder. El baloncesto era ya secundario. Lloraban porque el cabrón del mesa con barba y gafas les estaba robando el partido. Porque un niño de 10 años me llamó eso, “cabrón”. Y me dolió como una puñalada.

El final del partido fue con un tiro a la desesperada en el último segundo (perdían de 8, nada que hacer) que acabó en falta. El niño se hizo daño y fuimos a atenderlo, pero el partido estaba acabado. Y vino la vergüenza.Atendiendo al crío vino el padre que protestaba y me dio un manotazo y me dijo que me fuera de allí. Rodeados de niños pequeños dijo que había sido un sinvergüenza y que la culpa era mía, junto con otros insultos. .Me fui, y volví para decirle que si me quería decir algo que no fuera delante de los pequeños. Para mí son sagrados. Me fui a entregar el resultado. Luego tenía otro partido, y al ir hacia la pista el padre se me cruzó... y me golpeó con el hombro..No fue un golpe terrible, pero sí que dejó claro todo el desprecio que me tenía. Me tuve que ir corriendo, porque me había faltado tanto el respeto que yo estaba perdiendo el control, y no quería dar el espectáculo de dos personas acabando a guantazos, que era lo que buscaba él

.Este fue mi 3x3. Un día de alegría y diversión tornó en pesadilla. Me fui humillado y muy triste. Este no es el ambiente baloncestístico que yo conocí de pequeño. Nos hemos futbolizado como sociedad, y ha afectado a mi pasión. Así que me voy. Dejo el baloncesto. Cuando acabe la temporada se acabó. Es una decisión largamente meditada. Reconozco que el ambiente es uno de los elementos que más pesan. Estoy quemado. Este ya no es mi deporte.