Muere el piloto de motos Paulo Gonçalves en la séptima etapa del Dakar

Sufrió un accidente en el kilómetro 276 de la especial y nada se pudo hacer por su vida

El Dakar 2020 se ha cobrado su primera víctima en el arranque de la séptima etapa, cuando una dura caída le ha costado la vida al piloto de motos portugués Paulo Gonçalves. El accidente se ha producido en el kilómetro 276 de la especial más larga de esta edición y cuando los servicios llegaron al lugar del accidente se encontraron al participante en parada cardio respiratoria. Tras un intento de reanimación fue evacuado en helicóptero al hospital de Layla, donde nada se pudo hacer por él, según confirmaba la organización de la prueba en un comunicado oficial

Gonçalves era un clásico dakariano en la categoría de dos ruedas desde su debut en 2006 y ésta era su edición número 13. Cuatro veces había terminado dentro de los diez primeros y fue un gran rival para Marc Coma. En 2015, el español ganó la prueba y el portugués ahora fallecido acabó segundo.

Conocido con el sobrenombre de “speedy” y campeón del mundo de Raids en 2013, Gonçalves era uno de los pocos pilotos en activo que habían conocido la carrera en sus tres escenarios, porque participó en la época africana, después también estuvo en Sudamérica y este año se había estrenado en Arabia Saudí.

“Es genial formar parte de la historia, de los tres capítulos del Dakar. Corrí 2 veces en África, 11 veces en Sudamérica y ahora estaré también en Arabia Saudí”, aseguraba el piloto antes del comienzo del rally en la página web oficial del Dakar 2020. Se trataba de un participante con muchísima experiencia, pero la prueba más dura del mundo no perdona a nadie. Desde la organización lamentaban tener que dar esta mala noticia y extendían el pésame a sus familiares y amigos.