En Hungría tampoco fue la vencida

La selección masculina de Waterpolo pierde, ante la anfitriona del Europeo, su tercera final en tres años

Imagen de la final del Europeo de Waterpolo, entre Hungría y EspañaZSOLT SZIGETVARYEFE

Tras caer en la final del Europeo de Barcelona y en la del Mundial de Gwangju (Corea del Sur), los de David Martín tampoco lograron proclamarse campeones en Hungría tras haberse mantenido invictos, eliminando a la poderosa Croacia en semifinales. Como ya ocurrió en Barcelona 2018, la «crueldad» de la tanda de penaltis dejó sin el máximo premio a los españoles. Álvaro Granados falló el último lanzamiento.