Baloncesto

Todo lo que se sabe hasta ahora de la muerte de Kobe Bryan: ¿Fue la niebla la única causa?

Uno de los testigos visuales relató que el helicóptero volaba “inusualmente bajo” en el momento del impacto, que provocó una fuerte explosión y “una gran bola de fuego”

Aunque apenas han comenzado las investigaciones sobre los motivos del accidente de helicóptero que causó la muerte al exjugador de los Lakers de Los Ángeles, Kobe Bryant, a su hija Gianna de 13 años y a siete personas más, algunos investigadores aventuran como posibilidad la densa neblina.

El aparato, un Sikorsky S-76 del 1991, se estrelló cerca de las 10 de la mañana del domingo, hora local (18.00 GMT) contra la ladera de una colina en Calabasas (California, EE.UU.), una localidad situada a unos 50 kilómetros al oeste de Los Ángeles.

Según se ha podido saber, el aparato en el que viajaba el deportista perdió el contacto con la torre de control a las 9.47, hora local. “Two echo x-ray, estás muy bajo aún”, les advirtieron, refiriéndose al nombre en código del helicóptero, según se desprende un audio que se ha filtrado a los medios y que refleja la última conversación con la aeronave.

Poco antes de las 10:00 de la mañana hora local, el helicóptero en el que viajaba Bryant, de 41 años, impactó en la zona montañosa de Calabasas (California), causando la muerte de los nueve ocupantes que se encontraban a bordo.

El helicóptero se estrelló contra una ladera y estalló en llamas al tener todavía una gran cantidad de combustible porque apenas lleva 40 minutos de vuelo.

Los riesgos potenciales de un accidente eran tan graves el domingo que el Departamento de Policía de Los Ángeles (LAPD, en sus siglas en inglés) desestimó el uso de sus helicópteros de vigilancia de la zona durante la mañana por las condiciones de la niebla.

"La situación climática no cumplía con nuestros estándares mínimos para volar. La niebla era suficiente como para que nuestros pilotos no volasen", señaló el portavoz del LAPD, Josh Rubestein, en un comunicado.

Los mínimos de la Policía angelina para volar son 3,2 kilómetros (2 millas) de visibilidad y un techo de nubes de 244 metros (800 pies). Esta última condición es la altura a que, sobre la tierra o el agua, se encuentra la base de la capa inferior de nubes en el cielo.

Los últimos segundos del vuelo

El piloto del vuelo recibió autorización para volar bajo las Reglas Especiales Visuales de Vuelo (SVFR, en sus siglas en inglés), según una conversación de la torre de control de tráfico aéreo con él, capturada por el sitio web liveatc.net y de la que han hecho eco varios medios estadounidenses.

El permiso SVFR faculta que un piloto vuele en condiciones climáticas peores que las permitidas para las Reglas de Vuelo Visual Estándar (VFR, en sus siglas en inglés).

En los últimos segundos de la grabación de la conversación, el piloto pidió un "seguimiento de vuelo", un servicio en el que los controladores tienen un contacto regular con el helicóptero por las malas condiciones meteorológicas. Posteriormente, el aparato perdió la conexión.

“Nadie podría haber sobrevivido eso"

Uno de los testigos visuales del accidente, Jerry Kocharian, relató en declaraciones al diario Los Angeles Times que el helicóptero estaba volando "inusualmente bajo" en el momento del impacto, que provocó una fuerte explosión y "una gran bola de fuego".

"No sonaba bien y volaba muy bajo. Lo vi caer, pero era difícil distinguirlo porque estaba muy nublado. (...) Nadie podría haber sobrevivido eso", sentenció.

LAS OTRAS VÍCTIMAS

Además de Bryant y su hija "Gigi", otras siete personas fallecieron tras el fatal accidente.

También murieron el entrenador de béisbol de la Universidad de Orange Coast, John Altobelli, su mujer Keri y su hija, Alyssa, que jugaba en el mismo equipo que Gianna; una entrenadora de baloncesto, Christina Mauser; otra compañera del equipo y su madre, Payton y Sarah Chester; y el piloto, Ara Zobayan.

Múltiples agencias

Si bien la Administración Federal de Aviación (FAA, por sus siglas en inglés) y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte (NTSB) lideran la investigación, el FBI, el LAPD y la Oficina del Alguacil del condado de Los Ángeles también están asistiendo a las pesquisas.

El fabricante del helicóptero, Sikorsky, está cooperando asimismo con la investigación.

El aparato era usado casi a diario por Kobe Bryant, ya que odiaba el eterno tráfico de su amada ciudad, Los Ángeles.

Como señalan medios locales, esta urbe prosigue este lunes de duelo y los seguidores del jugador se han acercado hasta el Staples Center, sede del equipo de los Lakers, así como en Calabasas, cerca del lugar donde se estrelló el helicóptero. EFE News

Mientras la Junta Nacional de Seguridad del Transporte envió un grupo de investigadores especialistas en accidentes, anunció Christopher O'Neil, portavoz de la Junta.

Por su parte, Kurt Deetz, un expiloto de Island Express Helicopters que solía transportar a Bryant en ese mismo helicóptero, recordó que las condiciones climáticas en Van Nuys eran malas el domingo por la mañana. Agregó la nave estaba en perfectas condiciones y que el accidente fue causado probablemente por el mal tiempo y no por problemas mecánicos.

“La probabilidad de un fallo en un bimotor, en ese modelo de helicóptero, simplemente no sucede”, valoró Deetz.

Alex Segura Lozano/Efe