El Chiringuito de Pedrerol: “¡Cholo no te vayas, Cholo quédate!”

El Bernabéu se burló de Simeone en su momento más bajo en el Atlético. El equipo rojiblanco deambula por el campo y a su técnico se le han acabado las ideas y la energía

Simeone entra en el terreno de juego durante el derbi en el Bernabéu
Simeone entra en el terreno de juego durante el derbi en el BernabéuRodrigo JiménezEFE

«Cholo no te vayas, Cholo quédate». Simeone no solo perdió en el Bernabéu y vio cómo su eterno rival se aleja a 13 puntos, sino que tuvo que escuchar el «burreo» de la afición madridista. Existió penalti de Casemiro a Morata, sí. A mí me lo pareció. Pero eso no vale para ocultar las carencias de un equipo fuera de los puestos Champions, eliminado de la Copa por un Segunda B, derrotado por el Madrid en la Supercopa y que sólo se agarra esta temporada a que ocurra un milagro ante el temible Liverpool de Klopp. El Atlético del Cholo está agotado física y mentalmente.

Repaso de Zidane. En la segunda parte del derbi, el equipo rojiblanco deambuló por el campo como alma en pena sin que aportara soluciones desde el banquillo un entrenador sin recursos ni fuerzas. Zidane le dio un baño tras el descanso a Simeone con el cambio de dibujo y de jugadores.

Signos de agotamiento. El técnico argentino, acostumbrado a manejar él los partidos, da signos de agotamiento. Se le han acabado las ideas y ha perdido la energía. No cree en el equipo y ha desaparecido completamente lo que en el pasado era su principal cualidad: la capacidad de motivación.

Toca reflexionar. Si el Cholo pide marcharse, habrá que fichar en función del nuevo entrenador y el estilo que quiera implantar. Pero si se queda, es necesario analizar qué futbol quiere desarrollar y realizar los cambios necesarios en la plantilla para que la afición colchonera vuelva a creer. Aunque si pides a Cavani sería bueno que no te trajeran a Carrasco. Hay que hacer una profunda reflexión.

Ridículo con Cavani. El club no debe volver a hacer el ridículo como ha hecho con el delantero del PSG. No se puede llegar a un principio de acuerdo con el uruguayo y, cuando la entidad parisina sube sus pretensiones económicas, pedirle al jugador que se baje la ficha y pague él la diferencia. No es propio de una institución de la grandeza del Atlético de Madrid. Cerezo no puede salir a hacer papelones como el del otro día.

Menos victimismo. Ni hubo robo en el Bernabéu ni Cavani es el culpable de la derrota y la falta de gol. Tienen que sentarse a analizar dónde está el problema. Y solucionarlo. El victimismo es sinónimo de fracaso. La autocrítica, el principio del cambio para volver a ser grande. Pues eso.