La dura acusación de Abidal al trabajo de Valverde y de los jugadores del Barcelona

El director deportivo de la entidad catalana da las razones por las que se despidió al técnico

El presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu (i), conversa con el director deportivo del club, Eric Abidal, en el aparcamiento de la Ciudad Deportiva Joan Gamper, este lunes. EFE/Enric FontcubertaEnric FontcubertaEFE

Abidal ha repasado en Sport el trabajo de Valverde en el Barcelona. El francés, ex futbolista azulgrana y actual director deportivo, ha sido muy crítico con los últimos tiempos del entrenador vasco en el banquillo. Según él, falaban cosas: “Miraba los partidos y no miraba el resultado sino como se jugaba, la táctica, el trabajo de los jugadores que no jugaban mucho. Me fijo en esos detalles”, asegura en la entrevista. “Muchos jugadores no estaban satisfechos ni trabajaban mucho”, dice en un mensaje directo al modo en que se desempeñaba Valverde, pero también al modo en el que trabajan los jugadores.

No son las mejores palabras para que el vestuario encuentre la calma después de que se haya sabido que dos jugadores se enfrentaron en un entrenamiento.

Abidal es uno de los señalados por la escasez de jugadores con la que el Barcelona afronta el momento decisivo, cuando empieza la Champions, se decide la Copa del Rey y hay que pelear con el Real Madrid más sólido por LaLiga. Con la lesión de Dembelé, Setién se encuentra sin el delantero que según él, le provocaba lágrimas al ver cómo se recuperaba.

El francés probablemente se va a perder toda la temporada y ahora, el club azulgrana se ve sin Luis Suárez y sin el francés, dependiendo de que Ansu Fati, el joven jugador de diecisiete años, sea constante y de la cara en partidos de máximo nivel.

Después de la gestión de la salida de Valverde y el fichaje de Setién, hubo una reunión entre Bartomeu y Abidal con la que muchos especularon acerca de su posible salida, pero en realidad fue para confirmarle en su puesto. Ahora Abidal ha dado unas explicaciones que es posible que no gusten a mucha gente.