Hacienda entra en la investigación a la Fundación Messi

La Abogacía del Estado se persona en el procedimiento ante la posible existencia de delitos fiscales y de blanqueo

La Abogacía del Estado ha decidido personarse en la causa en la que la magistrada de la Audiencia Nacional María Tardón investiga supuestas irregularidades fiscales en el seno de la Fundación Messi tras la denuncia interpuesta por un ex empleado de la misma contra la estrella del Fútbol Club Barcelona y su padre, Jorge Horacio Messi. Fue la propia instructora de la causa la que, a instancias de la Fiscalía, ofreció a los Servicios Jurídicos del Estado su personación en el procedimiento en representación de la Agencia Tributaria ante la posible existencia de un perjuicio para las arcas de Hacienda, dado que en la causa se investiga la posible comisión de delitos tributarios y de blanqueo tras su reapertura el pasado diciembre.

En un escrito remitido a Tardón el pasado enero, la fiscal del caso, Montserrat García Díez, avaló la pretensión de la defensa de la Fundación Messi de apartar del procedimiento al denunciante, Federico Rettori, al no considerarlo perjudicado, “teniendo en cuenta los términos de la denuncia inicial y la documentación que aportó a la misma”, en las que “se deslizaba la posible comisión, en su caso, de un delito contra la Hacienda Pública y de blanqueo de capitales”, añadía.

Pero, al mismo tiempo, la representante del Ministerio Público solicitaba “como diligencia de instrucción” la declaración del denunciante y que la instructora pusiese en conocimiento de la Abogacía del Estado “la existencia de este procedimiento a los efectos de que pueda valorar su personación en el mismo”. Algo que días después hizo la juez Tardón, un guante que ahora ha recogido Hacienda, que a través de los Servicios Jurídicos del Estado estará ya presente en el procedimiento. En esa misma resolución, a la que ha tenido acceso LA RAZÓN, la magistrada acordó apartar del procedimiento a Rettori y avaló que su declaración “solo puede llevarse a efecto en calidad de testigo, toda vez que en este momento y estado de las actuaciones no existen elementos para inferir su condición de perjudicado en la presente causa”. Por el momento, esa declaración del ex empleado de la Fundación Messi no tiene fecha aún.

“Mecanismo para evitar el pago de impuestos”

Rettori denunció a Messi, a su padre y a su hermano Rodrigo por delitos fiscales y contables, blanqueo y estafa por la gestión de su fundación que -según asegura en uno de los escritos remitidos a la instructora de la causa- «aparece más como un mecanismo para evitar el pago de impuestos» que como un organismo «destinado a ser útil socialmente». El ex empleado, que colaboró con la Fundación entre agosto de 2014 y junio de 2015, denunció que Messi y su padre desviaron supuestamente fondos a una empresa pantalla, Hanns Enterprises Ltd., «registrada en la misma dirección y con el mismo titular que otra sociedad perteneciente al sr. Messi». Asimismo, señaló aunque la fundación se constituyó en 2007 no se inscribió en el registro hasta siete años después.

Rettori mantiene que sus gestores no declararon a Hacienda los «ingresos multimillonarios obtenidos por los convenios» firmados con diversas empresas. Igualmente, reclama que se investiguen los “elevados importes” que habría recibido la delegación argentina de la Fundación “que no han sido declarados ni en España ni en Argentina”. Messi tiene abierta otra causa en su país natal por falsificación documental en la que el juez argentino reclamó al Barça posibles transferencias o donaciones efectuadas a la fundación del jugador.