El muro de Simeone: Tres años sin ganar a un grande en Europa

La última gran victoria rojiblanca fue en las semifinales de 2016 contra el Bayern

Simeone, en la rueda de prensa previa al enfrentamiento contra el LiverpoolIrina R.H /AFP7 / Europa Press Irina R.H /AFP7 / Europa Press

El mayor mérito de Simeone en el Atlético fue convertirlo en un equipo competitivo, que se le volviera a considerar un grande en España y en Europa. En ocho años ha ganado en dos ocasiones la Liga Europa y ha llegado a dos finales de Champions. «El gran título del Cholo es competir en igualdad con el Barcelona y el Real Madrid», decía Guardiola antes de enfrentarse al Atlético en las semifinales de 2016 cuando dirigía al Bayern.

Pasó el Atlético aquella vez, pero desde entonces ha sido incapaz de superar una eliminatoria directa contra equipos de verdadero gran nivel en Europa. Perdió la final contra el Real Madrid y después sólo ha superado en los cruces al Bayer Leverkusen y al Leicester en la temporada siguiente, antes de volver a caer en semifinales contra el Real Madrid. En el curso 2017/18 no superó la fase de grupos tras dos empates contra el Qarabag, aunque ganó la Liga Europa. Y el curso pasado tampoco pudo sostener ante la Juventus los dos goles de ventaja que había conseguido en la ida de los octavos de final.

El Atlético ha perdido su contundencia y su competitividad de los primeros tiempos. Y las dudas sobre la capacidad del Cholo para levantar al equipo han aparecido por primera vez. «Así es el fútbol. Lleva ocho años aquí y en los siete primeros ha tenido seguramente más éxito que en los quince anteriores del club», dice Jurgen Klopp, el entrenador del Liverpool. «Ha perdido a Griezmann, a Godín, a Gabi antes, ha tenido que hacer cambios y la gente no te da tiempo. Hace falta tiempo, pero la gente no te lo da. Están en un año de transición, pero no para mí. Sé cómo son las cosas en el mundo del fútbol, pero no creo que la gente del Atlético lo esté criticando mucho», añade.

«Soy muy respetuoso con las opiniones. La crítica se necesita, nos hace mejorar, pero confío mucho en mis futbolistas», dice Simeone.

El Cholo espera recuperar el rumbo que ha perdido su equipo. Ha perdido jugadores importantes y con ellos, alguna de las señas de identidad del equipo. En el último partido de Liga en Valencia recibió dos goles en jugadas a balón parado. Lo que antes era una de las mayores virtudes del Atlético se ha convertido ahora en un tormento. Las limitaciones en el juego las compensaba con la estrategia. Ahora que ha perdido la fiabilidad en el balón parado no ha sabido compensarlo cuando la pelota está en movimiento.

Simeone niega que el entorno sea pesimista. «Yo veo optimismo, veo ilusión. Tenemos unos jugadores que tienen unas ganas de jugar impresionantes», advierte. Y da la vuelta a los números para encontrar ese optimismo. «Es una eliminatoria en dos tiempos y no tengo ninguna duda de que a doble partido las posibilidades se reparten al cincuenta por ciento. No hay diferencias ni posibilidades máximas. En un partido todo es posible», asegura el técnico argentino. También encuentra alguna similitud entre su equipo y el Liverpool. «En la intensidad y la competitividad somos parecidos», admite.

«Jugar contra el Atlético es una de las cosas más difíciles en la vida de un futbolista. Es un equipo muy bien organizado, una máquina muy bien engrasada, que saca resultados prácticamente de todos los encuentros. Lo que han hecho esta temporada no está tan mal como algunos dicen y no les quita oportunidades. No tiene que pasar el equipo que va mejor en su liga», asegura Klopp.