La queja de Griezmann a sus compañeros

El delantero francés marcó el gol del empate que da media vida al Barcelona

El atacante francés Antoine Griezmann, goleador del Barcelona este martes en el campo del Nápoles (1-1) en la ida de octavos de final de la Liga de Campeones, dijo que una de sus funciones en el césped es dar profundidad, pero que a veces le ven y otras no.

"Queríamos ganar pero no ha podido ser. Nos ha costado crear espacios y no hemos chutado en la primera parte. A final, hemos jugado con el cansancio de ellos", explicó el jugador al finalizar el partido en el estadio napolitano de San Paolo.

El jugador cree que su equipo tiene muchas opciones en el partido de vuelta en el Camp Nou dentro de tres semana (18 de marzo). “Ahora nos toca jugar en casa y será diferente. En casa la vuelta será distinta, en un campo más grande, con más espacios, con nuestra gente, será más fácil ganar”, dijo.

Griezmann dijo que a su equipo le costó mucho sacar provecho del dominio del que dispuso: “Hay que trabajar más esto.“Yo soy quien tiene que crear espacios. En la primera no lo hice, pero en la segunda parte hubieron más opciones, a veces me ven y otras no me ven

El siguiente partido es el Clásico contra el Real Madrid: “Creo que estamos bien enfocados. Yo creo que hay que ir partido a partido, nos queda mucho camino, nos queda el Clásico, luego la vuelta de Champions, a ver si pasamos en cuartos, ya se verá”, concluyó Griezmann.