El negocio fitness, en forma

La facturación de los gimnasios en Europa con la llegada de los «Low cost» ha llegado a alcanzar los 27 millones de euros al año. Su negocio cerró el 2018 con 5,3 millones de abonados

GIMNASIOS
EVOLUCION DE LOS GIMNASIOS EN ESPAÑAJosé Maluenda

Bien es sabido en España, y en el mundo entero, que a los españoles lo que más nos gusta es comer y dormir. La buena vida vamos. Sin embargo, no somos descuidados y aunque sea de vez en cuando, nos da la vena de ponernos en forma pasando una buena tarde en el gimnasio. El 77,5 por ciento de los españoles afirma realizar algún deporte, una cifra que crece un 6 por ciento con respecto al año anterior, según los datos del II Barómetro sobre autocuidado de la población española. No hay que olvidar que el deporte es una actividad fundamental y muy saludable para nuestra vida, por ello es bueno recordar que practicarlo unas pocas veces al año no hace daño. La moda ahora es el gimnasio, ese lugar donde unos dedican más tiempo a hacerse fotos en el espejo que a otra cosa, otros con charlar tienen bastante, y luego están los que si, los que entrenan de verdad. El caso es que sea por una cosa o por otra, los gimnasios están en pleno auge. Su negocio creó en nuestro país un aumento del 2,5% en 2018 y cerró el año con 5,3 millones de abonados, 4.650 clubes y una penetración del 11,4% de la población española. No somos los primeros, pero tampoco los últimos. Alemania y Reino Unido son los que se posicionan como los países con mayores mercados de fitness en el continente superando los 11,1 y los 9,9 millones de inscripciones respectivamente. Y en Francia tampoco se quedan cortos con más de seis millones de usuarios. En total la facturación de este sector en Europa asciende a 27.000 millones de euros aproximadamente, frente cerca de los 26.600 que ingresa el negocio en Estados Unidos.

Los centros deportivos de bajo coste, por otro lado, son la novedad. Sus cuotas no suelen superar los 30 euros mensuales y no solo compiten con unos precios asequibles, sino que ofrecen además nuevas y grandes instalaciones, con las últimas máquinas y tecnologías. En total son cinco empresas las que gestionan prácticamente más de la mitad de los centros «low cost» del país. Sea como sea, lo importante es mantenerse en forma.