Fútbol

Real Madrid-Barcelona: ¿cómo le ha ido a Messi en los últimos Clásicos?

El argentino suele partir de una posición algo más retrasada desde la llegada de Setién

FOOTBALL - UEFA CHAMPIONS LEAGUE - 1/8 - SSC NAPOLI v FC BARCELONA
Messi juega contra el Real Madrid, uno de los rivales que históricamente mejor se le ha dadoFranco Romano/SportPhoto24/D/AFP7/Europa Press Franco Romano/SportPhoto24/D/AFP

Pese al atracón de goles que Messi se dio en la última jornada de Liga (cuatro al Eibar), no estaba siendo ésa la faceta principal del argentino desde la llegada de Quique Setién al banquillo azulgrana. Más allá de la falta de puntería que atravesó el argentino durante unos partidos (porque ocasiones tuvo, pero las falló) los mapas de movimiento de los jugadores señalaban cómo el «10» había dado unos pasos atrás en su posición, como después confirmó él mismo en la entrevista a «Mundo Deportivo». «Por ahí hoy me tiro un poco más para atrás, intento entrar un poco más en juego, intento crear superioridad en el medio para tener más la pelota», explicó. Lo cierto es que durante su periodo de cuatro partidos en blanco no le hizo falta marcar para ser el futbolista más decisivo con sus asistencias (hasta seis), si bien en su última aparición, en los octavos de la Champions ante el Nápoles, tuvo una actuación floja ante un rival que se defendió bien y lo encajonó.

El Real Madrid ha sido históricamente uno de los oponentes que mejor se le ha dado a Messi. Es al que más veces se ha enfrentado y le ha marcado 26 dianas. Muchas de las mejores fotos de su carrera han sido contra el eterno rival: el primer hat trick, la imagen mostrando la camiseta al público madridista en 2017 tras marcar en el último minuto, el 0-2 de la Champions contra Mourinho el día de ¿por qué, por qué, por qué?... Pero es verdad que el bajón en su capacidad anotadora en los últimos Clásicos llama la atención. En los que ha participado recientemente, no ha marcado. Acumula 336 minutos en el campo contra el Real Madrid sin perforar la red del portero rival, lo que tampoco ha impedido que los resultados hayan sido buenos, como por ejemplo el 0-3 en Copa y 0-1 en Liga consecutivos del año pasado. También se quedó en blanco este año en el 0-0 del Camp Nou y en la ida de la Copa el curso pasado (1-1, jugó media hora). El de Liga como local en la campaña 2018/19, que acabó con triunfo de los suyos por 5-1, se lo perdió por lesión. Su último gol fue en el Camp Nou el 6 de mayo de 2018, en un encuentro que acabó 2-2. El Real Madrid le ha jugado mucho mejor al Barcelona como visitante que como local últimamente. La última victoria blanca en el Bernabéu fue en la Supercopa de 2017. En Liga son cuatro triunfos seguidos de los azulgran en Chamartín.

Pese a esa sequía anotadora de Messi en los Clásicos, sigue siendo el jugador más temido por el Madrid. «Sabemos la importancia de Messi en su equipo. Seguro que pueden ser peores sin él porque es un jugador fundamental, pero son buenos de todas formas, un conjunto que lo hace bien. Vamos a jugar contra un rival muy bueno», explicó Zidane.