¿Quién sería el campeón si se suspende la Liga por el coronavirus?

La Liga tiene varias opciones para elegir al ganador del campeonato

“Que acabe la Liga ya y nos den la Copa”. Ese pensamiento ha recorrido la cabeza de millones de aficionados en la historia. Si el campeonato termina y su equipo es primero, debería ser el campeón de Liga. Pero, ¿qué pasaría realmente si la Liga se suspendiera por culpa del coronavirus? ¿Quién sería el campeón?

La realidad es que no hay una respuesta correcta, pero hay varias posibilidades. El reglamento de la competición, que depende de la Federación, no prevé qué sucedería en caso “holocausto”. La Federación no se plantea quién sería el campeón en caso de cierre patronal por causa de fuerza mayor.

El reglamento establece que la competición “se configurará en un total de 38 jornadas [...] estableciéndose la clasificación final con arreglo a los puntos obtenidos por cada uno de los clubes". Y añade: “El clasificado en primer lugar será el acreedor de la Copa que le acredita como tal”. El líder ahora es el Barcelona, con dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid, pero eso no le garantiza nada.

Las bases de la competición sí regulan qué sucede cuando un partido se suspende y contempla los pasos a seguir para “no incrementar los problemas derivados de lo ajustado del calendario oficial”. Recomienda a los equipos visitantes “que permanezcan en la localidad en la que se desarrolla el evento” para que, si es posible, el partido se celebre dentro de las 24 horas siguientes.

El coronavirus no tiene una caducidad tan baja ni afectaría a un solo partido o a unos pocos. Sería un problema general que afectaría a todo el campeonato, por lo que la Liga y la Federación deberían plantearse anular la competición o dar por válido el tramo que se hubiera jugado hasta el momento. Se han disputado 27 jornadas de Liga y la siguiente parece garantizada, aunque se pueda disputar a puerta cerrada.

El precedente más cercano de algo parecido es la expulsión del Reus de la liga de Segunda División la temporada pasada. “El club excluido de una competición [...] se tendrá por no participante y ocupará el último lugar de la clasificación, con cero puntos, computándose entre las plazas de descenso previstas”, dice el reglamento. En principio parece que se deberían anular los resultados de todos los partidos que haya disputado en la competición, pero lo que sucedió con el equipo catalán fue que se le situó en la última posición con 0 puntos, pero se dieron por válidos sus resultados de la primera vuelta para los equipos contrarios.

Ésa es otra de las posibilidades que podría plantearse la Liga, dar por concluida la competición al final de la primera vuelta. En ese caso, el campeón sería el Barcelona, que estaba empatado a 40 puntos con el Real Madrid, pero tenía mejor diferencia de goles. Y el técnico campeón sería Ernesto Valverde, que fue destituido después de la jornada 19 que marca la mitad del campeonato.