Coronavirus

¿Cuántos millones cuesta el aplazamiento de los Juegos Olímpicos?

El retraso hasta 2021 asciende el coste total para Japón en más de 25.000 millones de euros

Tokyo 2020 Olympics and Paralympics
Una pareja se saca un selfie en Tokio con la escultura de los anillos gigantes de fondoFRANCK ROBICHONEFE

A la espera de la confirmación de las fechas definitivas para la celebración de los Juegos Olímpicos en Tokio, Japón está empezando a asimilar el impacto económico que supone el aplazamiento de la cita olímpica. Thomas Bach y el COI se han dado tres semanas para fijar la nueva fecha. El plazo para concretar las cifras oficiales del coste del aplazamiento hasta 2021 será mucho más amplio. En realidad no se conocerá con exactitud hasta el arranque de los Juegos, pero el director del Comité Organizador de Tokio 2020, Toshiro Muto, asegura que el coste va a ser “enorme”.

Las primeras estimaciones, según ha publicado el diario Nikkei, sitúan el sobrecoste en 2.700 millones de dólares (más de 2.450 millones de euros). La cifra adquiere su verdadera dimensión cuando se la compara con el presupuesto total que manejaba el Comité Organizador para los Juegos Olímpicos y Paralímpicos. Es el 21 por ciento de los 12.600 millones de dólares (casi 11.500 millones de euros) invertidos en los Juegos. Aunque esa cifra se queda pequeña según la agencia nacional de auditoría nipona que asegura que el gasto total se ha disparado a 28.000 millones de dólares (unos 25.530 millones de euros). La “propina” de los 2.450 millones de euros procede de la renegociación de los alquileres de las instalaciones donde se va a competir, el mantenimiento de las mismas, buscar nuevas instalaciones y abonar los salarios de los 3.500 empleados del Comité Organizador. Otra partida importante corresponde con la Villa Olímpica. Nada más terminar los Juegos Paralímpicos estaba previsto que la cuarta parte de los apartamentos de la Villa fueran ocupados por sus compradores. Ahora el Comité Organizador deberá negociar con los operadores inmobiliarios el retraso en torno a un año en la entrega de las viviendas.

"Tenemos que comprobar si las instalaciones estarán disponibles el próximo año”, ha comentado Toshiro Muto en referencia a los lugares de competición y entrenamiento. “Habrá costes adicionales fruto del mantenimiento, y esperamos que sean muy elevados. Lidiar con un aplazamiento de los Juegos, que es algo que nunca había sucedido en la historia, es una tarea desalentadora”, asegura Muto.