Kimmich acerca al Bayern a la Bundesliga

Un gol del internacional alemán dio la victoria al equipo muniqués en el clásico ante el Dortmund, que se queda a siete puntos

Borussia Dortmund vs FC Bayern Munich
Burki, el portero del Dortmund, no puede evitar el gol de KimmichFederico Gambarini / POOLEFE

Joshua Kimmich desactivó las ilusiones del Dortmund de ganar la Bundesliga con una vaselina desde el borde del área. Un lanzamiento que Burki, el portero del Borussia, sólo pudo palmear sin evitar que entrara en la portería. Era el gol que sentenciaba la Bundesliga. O casi. El Bayern aventaja en siete puntos a su rival, con sólo seis partidos por delante.

Kimmich dominó el partido a su gusto y, además, se permitió decidirlo con ese golazo. El centrocampista internacional alemán fue el eje sobre el que fue girando el sentido del partido.

El clásico alemán se había convertido en el partido más importante del mundo. Con todos los campeonatos parados, la Bundesliga atrae toda la atención. Y ningún partido puede ofrecer lo que el Dortmund-Bayern, el segundo contra el primero con el título en juego.

El Borussia no tenía el apoyo de su público, tan importante en la antigua normalidad. El Muro Amarillo empuja y los jugadores hacen el resto. Y el Dortmund quería demostrar que también sabe hacer las cosas solo.

A los 30 segundos, Haaland ya había metido un remate entre las piernas de Neuer, el portero del Bayern, que Boateng tuvo que sacar sobre la línea de gol.

Un espejismo. Girando alrededor de los pies de Kimmich, el encuentro fue cambiando de sentido y el Bayern comenzó a mandar, siempre mirando a la izquierda por la salida que ofrecía Alphonso Davies, la última sensación de la Bundesliga.

Davies se encontraba por su costado con Achraf, el lateral cedido al Borussia Dortmund por el Real Madrid. Pero podía más el impulso del canadiense. Müller, que jugaba por detrás de Lewandowski, completaba el triángulo decisivo para el Bayern.

Rummenigge, el presidente del consejo de administración del Bayern, miraba desde la grada con la mascarilla puesta. No parecía preocupado por el juego de su equipo, que dio el primer aviso en un remate que Piszczek despejó debajo del larguero.

Empate a uno en ocasiones evidentes, pero el Bayern iba ganando terreno poco a poco. Y lo que eran carreras hacia la portería de Neuer se fue transformando en una persecución de la pelota que viajaba por los pies de los jugadores del equipo muniqués.

Marcó Kimmich y las malas noticias para el Dortmund se fueron sucediendo en los siguientes minutos. Brandt, el fichaje más importante de esta temporada, se marchaba en el descanso después de pasar inadvertido durante la primera parte.

Haaland se marchó lesionado antes de que acabara el partido. Tampoco el noruego había sido el camino hacia el gol que el Dortmund esperaba. No le llegaron muchos balones. Y cuando remató a portería Boateng se lanzó alargando el brazo para desviar la pelota. El evidente penalti del central del Bayern no lo fue para ninguno de los árbitros y el líder acabó disfrutando del gol de Kimmich y de su victoria.