Trump, en guerra contra los deportistas que se arrodillen durante el himno

La NFL y la Federación de fútbol son los nuevos objetivos de las críticas del presidente de Estados Unidos.

La mayoría de los estadounidenses ahora están de acuerdo con la protesta que Colin Kaepernick hizo en 2016 durante la entonación del himno nacional, antes de que comenzasen los partidos. Pero el presidente Donald Trump mantiene el duelo contra los deportistas que lo vuelvan a hacer, como sucedió hace cuatro años.

De momento, a través de su Twitter, ya ha enviado la promesa de no ver más fútbol americano y también de apoyar lo que han dicho otros aficionados de no comprar entradas para ver los partidos, cuando ya puedan presenciar partidos en directo tras la pandemia del coronavirus.

Además, el mandatario estadounidense criticó con dureza al comisionado de la Liga Nacional de Fútbol (NFL), Roger Goodell por decir ahora que el arrodillarse de los jugadores para protestar contra la injusticia social durante el himno nacional no es una falta de respeto a la bandera y al país.

Más crítico ha sido Trump con la revocación de la Federación de Fútbol de Estados Unidos de la prohibición a los jugadores y jugadoras del equipo nacional de arrodillarse como protesta contra la injusticia social y la brutalidad policial.

El presidente Trump dijo que desconectará a la NFL y al equipo nacional de fútbol de los Estados Unidos si sus jugadores se arrodillan durante el himno nacional.

El mandatario estadounidense, en una serie de tuits que realizó el sábado por la noche respaldó los comentarios hechos por los representantes republicanos Jim Jordan y Matt Gaetz sobre la Federación de Fútbol de Estados Unidos, que la semana pasada derogó la regla promulgada en el 2017, que exigía a los jugadores y jugadoras que se mantuviesen de pie durante el himno nacional.

La prohibición fue revocada debido a las protestas a nivel nacional que estallaron a raíz de la muerte de George Floyd cuando estaba bajo custodia de la policía de Mineápolis.

“Ha quedado claro que esta política estaba equivocada y menoscababa el importante mensaje de Black Lives Matter”, anunció el miércoles, la Federación de Fútbol de Estados Unidos.

“¡Ya no miraré más!” Trump escribió en Twitter, vinculando una entrevista de Gaetz con una cadena de televisión de Pensacola, Florida.

En un tuit, Gaetz, congresista republicano por Florida, dijo que “más bien, Estados Unidos no tiene un equipo de fútbol porque el mismo no lo representará como país si no respeta el Himno Nacional”.

Además, fue más lejos al decir a los profesionales que “no deberías jugar bajo nuestra bandera como nuestro equipo nacional si no estás de pie cuando se está entonando y la bandera está izada”.

Trump también se vinculó a una publicación de Jordan, otro representante republicano en el congreso por Ohio, que lo destacó de forma crítica en un informe sobre el equipo nacional de fútbol de Estados Unidos en un periódico local de su estado.

“¡Y parece que la NFL también se dirige en esa dirección, pero no conmigo mirando!”, escribió el presidente Trump.

A principios de este mes, Goodell, dijo que la liga estaba "equivocada" por no "escuchar a los jugadores de la NFL antes y alentar a todos a hablar y protestar pacíficamente".

Goodell no mencionó por nombre a Kaepernick, quarterback de los 49ers de San Francisco, quien fue el primero que comenzó a arrodillarse durante el himno durante la pretemporada 2016.

Kaepernick, que ha sido incluido en la lista negra de la liga, dijo que lo estaba haciendo para protestar contra la brutalidad policial.

Trump, indignado con los jugadores que se arrodillaron, llamó a los dueños de la NFL y les solicitó que fuesen mucho más duros e inflexibles, además de decirles que despidiesen a todos aquellos deportistas que lo hiciesen.

En un discurso electoral, en septiembre del 2017, Trump sugirió que los dueños respondieran diciendo: “Saquen a ese hijo de puta del campo ahora mismo, y lo despidan. ¡Está despedido!”