El Chelsea hace campeón de la Premier al Liverpool 30 años después

El Manchester City perdió en el campo del equipo londinense y entregó el título de la Premier a los "Reds"

El Manchester City sólo quería retrasar la alegría del Liverpool y hacer que ganara el título en el campo este fin de semana. Pero la derrota del equipo de Guardiola en el campo del Chelsea (2-1) entregó el título al equipo de Klopp.

Los aficionados “reds” lo celebraban en las pantallas a través de Zoom, la aplicación de videoconferencias, pero probablemente no era el festejo que habían imaginado después de 30 años. La última liga del Liverpool llegó en la temporada 89-90, cuando aún no existía la Premier y no se imaginaba que hubiera otro equipo que pudiera dominar el fútbol inglés.

El Liverpool había ganado diez Ligas en quince años, además de cuatro Copas de Europa. Sumaba dieciocho títulos de Liga y nadie podía competir con ellos. “Adiós, Cantona. Vuelve cuando tengas 18″, decía una pancarta en Anfield en un partido del año 94, después de que el Liverpool igualara un 0-3 del equipo de Ferguson.

Tenía entonces el United ocho títulos de Liga. Ahora tiene 20 y el Liverpool comienza una remontada que se le resistía. El Manchester United, que lleva ya siete temporadas sin ganar el título, dominó la Premier en los 90 y en los primeros años de este siglo con la misma seguridad que el Liverpool lo hizo en los 70 y en los 80 del siglo pasado.

La racha parecía destinada a quebrarse en 2014, pero un resbalón del capitán del Liverpool, Steven Gerrard, dejó el título en los manos del Manchester City. Los “reds” se enfrentaban al Chelsea y el City esperaba como espectador. Los mismos protagonistas de ahora, pero con los papeles cambiados. El resbalón de Gerrard permitió el primer gol del Chelsea, de Demba Ba. Willian remató el 0-2 para los azules.

El brasileño volvió a marcar el tanto decisivo para entregar el título a otro equipo. Marcó de penalti el 2-1 en la victoria ante el City. Fernandinho despejó con la mano un balón que se dirigía a la portería. Penalti y expulsión. Y gol de Willian para poner el 2-1 definitivo y cerrar el título para el Liverpool.

Quizá fuera justicia poética que el título llegara así para el Liverpool. El primer gol del Chelsea nació en un fallo de entendimiento entre Gundogan y Mendy, que regaló la pelota a Pulisic en una acción tan ridícula como el resbalón de Gerrard que dio el título al City hace seis años.

El City, que había comenzado mandando en el partido, se sintió desorientado. Recuperó el control en el comienzo de la segunda mitad, especialmente con la entrada de Silva. El golpeo de falta de De Bruyne le sirvió para empatar a uno. Un golazo inalcanzable para Kepa.

Parecía entonces que era cuestión de tiempo que el equipo de Guardiola marcara el segundo. Cuestión de tiempo como que el Liverpool acabara ganando el título. Pero llegó antes la celebración del equipo de Klopp que el segundo del City. Sterling estuvo cerca en un remate al palo con un toque por encima de Kepa. Y otra vez en un remate con rosca desde el borde del área. Se le escapó y con ese remate se le fueron al City las opciones de prolongar la ilusión por ganar el título. Walker tuvo que sacar sobre la línea un remate de Pulisic que avisaba de lo que sucedería minutos después.

El Liverpool ha ganado la Premier por primera vez.