El Atlético, con el impulso de Liverpool al Camp Nou

El Atlético vive su mejor racha de la temporada. La victoria en Anfield creó un estado de ánimo que no se correspondía con el curso, pero el equipo lleva cuatro triunfos seguidos

El encierro ha sentado bien al Atlético. El equipo de Simeone suma cuatro victorias en los últimos cuatro partidos, una racha desconocida esta temporada para el equipo rojiblanco. Las dudas que ofrecía antes de la hibernación se han convertido en certezas lideradas por el acierto de Marcos Llorente.

La evolución del ex madridista es la que mejor explica la situación actual del Atlético. Ha regresado como si no hubiera pasado el tiempo desde que se fue. Su último partido antes del confinamiento fue la victoria en Anfield contra el Liverpool en la Liga de Campeones. A partir de ahí Simeone encontró en Llorente el delantero que no tenía y el equipo, un estado de ánimo que llevaba meses buscando.

Superar la eliminatoria en Anfield situó al Atlético en un lugar mental que no correspondía con la temporada, un estado de ánimo perfecto para afrontar el encierro. Los dos goles de Llorente crearon una ilusión que se ha hecho real con el paso de los meses.

El Atlético es ahora el equipo fiable que se imaginó en Anfield después de derrotar al actual campeón de Europa y para buscar su última derrota hay que ir hasta el derbi del 1 de febrero en el Bernabéu. Es cierto que el fútbol ha estado parado tres meses, pero a los cinco partidos sin derrotas de esta segunda parte de la temporada –empató en la reaparición contra el Athletic– suma los siete anteriores, con cuatro victorias y tres empates.

Pero las victorias no son las únicas noticias positivas para el equipo rojiblanco después de retomar la competición. Ha marcado diez goles en cinco partidos, una media muy superior a la que llevaba esta temporada. Y ha encajado sólo dos goles, contra el Athletic y contra el Alavés.

El Atlético ha retomado la costumbre del 1-0 que le ha servido para ganar tantos puntos. Con ese resultado derrotó al Valladolid en el Metropolitano y al Levante en La Nucía y ése hubiera sido el resultado frente al Alavés si el árbitro no hubiera visto dos penaltis que no eran y que convirtieron un 1-0 previsible en un 2-1.

Por el camino, Oblak ha superado los cien partidos de Liga con la portería a cero –ya suma 102– y el Atlético afronta el partido del Camp Nou en su mejor momento del curso. Pero Simeone advierte: «Va a ser un partido durísimo ante uno de los mejores equipos del mundo, posiblemente el mejor equipo del mundo. Tiene extraordinarios futbolistas que vienen ganando laLiga muchos años y no bajarán los brazos porque están acostumbrados a ganar, quieren ganar y son muy buenos».