La Bundesliga quiere mantener las restricciones para los aficionados

Pretende seguir con la prohibición de los espacios de pie y el consumo de alcohol. No podrá haber público visitante hasta final de año.

La Liga Alemana de Fútbol (DFL) quiere mantener la prohibición de los espacios de pie y el consumo de alcohol en los estadios de la Bundesliga hasta el 31 de octubre, cuestiones que serán sometidas a votación en la asamblea general virtual del próximo martes, según comunicó el Comité Ejecutivo de la institución.

Además, los clubes de la Primera y Segunda División del fútbol alemán no podrán recibir hasta final de año a los aficionados del equipo visitante con el objetivo de reducir el riesgo de infección por coronavirus.

La organización coordinadora de los 36 clubes profesionales de las dos principales categorías señaló explícitamente que las medidas son un ajuste temporal “para facilitar el control del cumplimiento de las medidas de distancia e higiene en los estadios en vista de la situación en curso de la pandemia”.

Los clubes deberán asegurarse en la venta de entradas de que las cadenas de infección puedan ser rastreadas si fuese necesario y apoyar de esta manera a las autoridades sanitarias.

La DFL elaboró directrices para el regreso de los aficionados a los estadios y pidió a los equipos que desarrollaran conceptos y protocolos locales. Sin embargo, la Liga Alemana considera que es necesario coordinar “si debe haber un enfoque uniforme de ciertos aspectos por parte de todos los clubes”.