Djokovic desvela su decisión sobre si disputará o no el US Open

Nadal renunció al Grand Slam estadounidense por el coronavirus y Federer tampoco estará, ya que no volverá a jugar hasta 2021

Se acerca el momento de la vuelta del circuito masculino y el primer gran plato fuerte será el US Open (31 agosto-13 septiembre), un torneo que será extraño porque, por ejemplo, Rafa Nadal ha decidido no acudir por el coronavirus, porque ahora mismo prefiere no viajar y centrarse en la gira europea de tierra que en principio (a ver qué sucede por la pandemia), le llevará a Roma y Roland Garros. Roger Federer ya anunció que no volvería a jugar hasta 2021 dada la situación por el Covid-19 y porque se había operado de nuevo en la rodilla. Faltaba por saber la decisión de Novak Djokovic, que se mostró muy crítico con las medidas del Grand Slam estadounidense hace meses. Sí había dado pistas: igual que Nadal las daba al estar entrenando sobre tierra batida, cuando el torneo neoyorkino es en pista dura, el número uno del mundo apareció inscrito en el cuadro de dobles de Cincinnati, que será la primera cita (22-28 agosto) y este curso se disputará también en la ciudad de los rascacielos para no tener que cambiar de lugar, ya que justo tres días después de que acabe, empieza el US Open. Por fin hizo el comunicado: “Me complace confirmar que participaré en el Western Southern Open y el US Open este año. No fue una decisión fácil de tomar con todos los obstáculos y desafíos en muchos lados, pero la perspectiva de competir nuevamente me emociona mucho”.

Será una oportunidad para él de recortar distancias con el resto de miembros del “Big Three” en la lucha histórica que mantienen por los Grand Slams. Federer suma 20, Nadal 19 y Djokovic tiene 17. Su gran rival será en principio Thiem (aquí la espectacular estadística del austriaco contra Nole, Nadal y Federer), que ya lo tuvo contra las cuerdas en la final del Abierto de Australia.