Final Champions: Flick y los entrenadores alemanes ¿por qué están de moda?

Al Bayern lo entrena Flick y al PSG, Tuchel. Y en semifinales también estaba Nagelsmann, del Leipzig. El campeón del año pasado fue Klopp. Todos tienen un lugar en común: Baden Wurtemberg

Hans-Dieter Flick, entrenador del BayernDavid RamosAP

Y un día Alemania, la poderosa Alemania futbolística, entró en una crisis de personalidad y se tuvo que actualizar. Su selección, su juego machacón, su rodillo, necesitaban una actualización y desde la federación germana fueron muchas las visitas a otros países, sobre todo a España, para añadir más calidad técnica a lo que ya tenían. De ahí surgió el equipo de Löw que tomó el relevo de la gloriosa Roja y que ganó el Mundial de 2014 después de humillar 1-7 a Brasil en Maracaná. Uno de los ayudante del seleccionador era un tal Hansi Flick, ideólogo en la sombra de la goleada con largas sesiones de vídeo y análisis. En un segundo plano siguió durante años en el equipo nacional hasta que se fue al Bayern Múnich, también como ayudante, pero echaron a Kovac del banquillo y recurrieron a él el pasado noviembre. Era algo circunstancial, para ayudar al club, pero ha terminado siendo a largo plazo porque la cosa funciona, el equipo salió adelante y reflotó a futbolistas como Müller. En meses ha montado un Bayern imponente que aspira a lograr el triplete si suma la Champions a la Bundesliga y la Copa. Flick ya está en primer plano, a su pesar. Su equipo puede combinar un fútbol más físico y aplastante como el que mostró ante el Barça en la histórica goleada por 2-8 (menudo currículum, sumado esto a lo de Brasil), con otro más de control como en la segunda parte ante el Lyon, cuando ya tenía la ventaja.

Puede tomar Flick en este 2020 el relevo de un compatriota suyo, Jurgen Klopp, al que muchos consideran el mejor entrenador del mundo. Su Liverpool físico y descarado que no da un respiro al rival ha sido la culminación de una obra que ha ido creando poco a poco: la final de la Liga Europa primero, de la Champions después, título que terminaron conquistando en 2019 y al que han unido ahora la Premier. Hacía 30 años que el conjunto «red» no gana el campeonato inglés. El trabajo de Klopp ya se vio en el Mainz 05 en sus inicios y en el Borussia Dortmund, con el que levantó dos Bundesligas y plantó cara al Bayern. Tras los pasos de Klopp ha ido Tuchel, el tercer técnico alemán de esta historia y el que también opta a la Orejona con el PSG. Un año después de que Klopp se fuera del Mainz 05 llegó él allí. La temporada que Klopp abandonó el Dortmund para irse a la ciudad de los Beatles, le sustituyó él. Tuchel siempre ha mostrado una gran admiración por Guardiola, pero también se parece a Jurgen en el fútbol presionante donde el colectivo tiene que estar por encima de las individualidades, aunque en París se ha tenido que manejar con futbolistas como Neymar.

Antes del Mainz 05, Tuchel dirigía al Augsburgo, y allí tuvo como ayudante a un joven futbolista al que retiraron las lesiones: Julian Nagelsmann. Sí, ahí dio sus primeros pasos en la dirección el técnico del Leipzig, flamante semifinalista de la Champions que comenzó a brillar en el Hoffenheim cuando tenía 28 años. Se pensó que era un truco publicitario, pero no: salvó al equipo del descenso. En el Leipzig sigue su evolución. Es la cara más visible de la nueva generación de entrenadores alemanes, con sus 33 años, que darán el relevo a los que ahora están en la cima: Tuchel tiene 46, Klopp, 53 y Flick, 55. Nagelsmann busca dar otra vuelta al sistema y con la idea de fútbol asociativo y colectivo (acaba de vender a su estrella, Werner), suele apostar por tres centrales y dos carrileros. Todos participan y tienen buen trato de balón, como comprobó el Atlético. Y la intensidad es alta.

De los cuatro preparadores, sólo Flick jugó en Primera, aunque no fue una estrella. Tampoco el seleccionador Löw. Se acabó eso de que los banquillos sean para las leyendas. Todos, además, tienen un lugar que los une: Baden Wurtemberg, uno de los 16 länder (estados federados) alemanes. Si Klopp nació en Sttutgart (su capital), allí dio sus primeros pasos Tuchel; Löw nació en Schönau y Flick en Heidelberg, ambas localidades de Baden Wurtemberg; como Hoffenheim, donde Nagelsmann explotó como entrenador.