Dani Olmo: “En Alemania no te dan ni un segundo para respirar”

El jugador del Leipzig debutó con Robert Moreno en la selección en su última convocatoria y ha vuelto a ser llamado por Luis Enrique

Mucho ha cambiado la vida de Dani Olmo (Tarrasa, 1998) desde que el pasado 15 de noviembre debutó con la Roja en la goleada a Malta. España ganó 7-0 y Dani marcó uno de los goles, pero el seleccionador que lo reclamó entonces era Robert Moreno y él jugaba todavía en el Dinamo de Zagreb. Luis Enrique es el técnico que lo ha llamado ahora después de una gran participación con el Leipzig en la fase final de la Liga de Campeones. Por el camino reconoce que ha aprendido mucho, ahora es mejor jugador que hace un año, pero ya se ha adaptado al estilo del Leipzig y a la Liga alemana.

–¿En qué le ha mejorado el paso por Alemania?

–He mejorado en todo, en la velocidad de juego especialmente. El juego en Croacia era más lento que en Alemania, en Alemania no te dan ni un segundo para respirar y tienes que pensar con mucha más velocidad, porque si no te roban la cartera.

–¿Le costó mucho adaptarse a los continuos cambios de posición?

–Al principio sí que era un poco extraño, cuando llegas allí y ves tantos movimientos cuando estás más acostumbrado al juego de posición, pero ahora ya lo veo con más normalidad y me siento bien dentro del equipo. No tengo ningún problema.

–¿En qué posición se siente mejor?

–Yo me siento bien en cualquier posición de ataque, tanto en la mediapunta como en banda o en una situación más central, de nueve, y el míster lo sabe y así me lo ha transmitido, que cuenta conmigo en todas esas posiciones. Y yo estoy dispuesto a darlo todo en todas estas posiciones.

–¿Cómo es Nagelsmann como entrenador?

–Nagelsmann es un entrenador que sabe lo que quiere, tenemos unos automatismos muy claros y él desea que así los hagamos en el campo. No te deja que te relajes ni un segundo, siempre tienes que estar al cien por cien y concentrado.

–¿Cómo ha sido jugar la Champions a un partido?

–Un poco diferente, porque estás acostumbrado a que sea a ida y vuelta, pero a un partido sabes que estás a noventa minutos de todo y de nada. Te tienes que preparar muy bien, nosotros nos preparamos tres semanas, casi un mes para un partido, para lo que podía haber sido un partido. Teníamos que estar listos porque sabíamos que estando bien podíamos llegar lejos. Tenemos que estar orgullosos porque es la primera vez en la historia que este equipo llega tan lejos.

–¿La preparación fue la clave del buen rendimiento de los equipos alemanes?

–Tuvimos tres semanas de descanso y luego tres o cuatro semanas de preparación porque la Bundesliga empezó antes que todas las Ligas y acabó antes. Tuvimos tiempo para descansar y luego tuvimos suficiente tiempo para prepararlo.

–Mentalmente, ¿puede ser demasiado exigente encadenar la Champions con una temporada tan exigente con Eurocopa y Juegos al final?

–Personalmente a mí me gusta. Jugar a este nivel es lo mejor. Jugar la Champions y optar a disputar competiciones como la Eurocopa o los Juegos Olímpicos es lo máximo. Cada uno trabaja y da el máximo para poder jugar este tipo de competiciones.

–Si tiene que elegir, ¿se queda con la Eurocopa o con los Juegos?

–Si no coinciden en fechas, con las dos.

–¿Cómo lleva jugar sin público?

–Es un poco extraño jugar sin público. Ahora ya estamos un poco acostumbrados, pero no lo cambiaríamos por nada. El público en los estadios es la esencia del fútbol y es lo que lo hace más bonito de lo que ya es. Pero ahora sabemos que no es posible por la salud de todos, y eso es lo principal.

–¿Cómo ha sido su regreso a la selección?

–Un premio muy grande a la temporada. Muy contento, es un orgullo entrenar y compartir vestuario con estos jugadores y cada día aprendo de ellos, disfrutando y dando el máximo para ganar estos dos partidos, que son muy importantes. Agradezco al míster la confianza, pero hay que devolvérsela en los entrenamientos y en el campo y tengo que demostrar que tengo un hueco en esta selección, que no es fácil.

–¿Cómo es entrenar con Luis Enrique?

–Sabe lo que quiere y así nos lo transmite en cada charla, en cada entrenamiento, y siempre nos exige el máximo. Eso es bueno para los jugadores y para el equipo. Si entrenas al máximo y con toda la intensidad así vas a jugar también y vas a estar más cerca del objetivo, que es la victoria. Estoy contento de estar aquí, contento de que él esté aquí y esté bien. Me alegro mucho.

–¿Cómo miran la situación española con la Covid-19 en Alemania?

–No sólo miran a España sino a toda Europa. Es verdad que España para Alemania es un país de riesgo. Ahora tuvimos una semana libre y no nos dejaron viajar para aquí por seguridad.

–Se formó en La Masia. ¿Se imagina un Barcelona sin Messi?

– Ahora mismo, no, la verdad. Leo lleva toda la vida en el Barça y sería una pena para el club que se fuera, porque es uno de los mejores futbolistas del mundo.