La España de Ansu Fati

Provocó un penalti a los dos minutos y marcó un gol que le convierte en el goleador más joven de la historia de la selección. Los jóvenes de la Roja se divierten y golean a Ucrania

España se entrega a Ansu Fati, al regate, al desborde, a la visión de juego y a la ilusión que transmite este futbolista que aún no ha cumplido los 18 y que parece que lleva toda la vida jugando con la Roja. «Es un jugador diferente», dice Luis Enrique cada vez que le preguntan por él. Y Ansu no tardó en darle la razón. Se llevaban dos minutos de juego cuando encaró a un defensa, le enseñó la pelota por delante y se la llevó por detrás. Kryvstov se quejaba después de que no había hecho nada y es posible que lo pensara de verdad, No había visto al truco ni al mago. Y España ya ganaba 1-0 casi sin haber acabado de escuchar los himnos.

Ansu tiene vocación de estrella nada fugaz. Podía haberse conformado con ganar el partido en los primeros tres minutos, pero él había llegado a Valdebebas para jugar, porque tiene pinta de que el fútbol todavía es eso para él, un juego. Y que le dure. Ansu ofrece muchas cosas, desborde, ganas de encarar, juega desde fuera hacia dentro, desde donde es más fácil recibir hacia donde es más difícil jugar. Y hace mucho daño. La muestra es el gol que marcó. Desde la esquina del área buscó acomodo para el disparo y colocó en el poste contrario.

El tanto le convirtió en el goleador más joven de la historia de la Roja, pero no le hacía falta para que Luis Enrique fuera consciente de que el futuro de España pasa por sus pies. Después de la jugada del penalti, el seleccionador se giró a sus ayudantes con un gesto que estaba entre el asombro por las cosas que es capaz de hacer la criatura y el «ya te lo decía yo».

Ansu lleva el «17» a la espalda, el número que coincide con su edad, pero carga con las esperanzas de estar ante un jugador capaz de marcar una época. A otros, con su edad, les pudo la presión o les faltó continuidad. A él, de momento, sólo le pueden las ganas de jugar.

Con los cambios, la entrada de Ferran Torres por Gerard Moreno, España se quedaba sin referencia y allá que se fue Ansu Fati como falso «9». Otra posibilidad que ofrecer al seleccionador.

Pero no está solo. Luis Enrique ha renovado la selección, ha aparecido Mikel Merino, como alternativa para el centro del campo en el que se atrevió a dar una oportunidad a Rodri, a Dani Olmo, que dio el pase para el segundo gol de Sergio Ramos, o a Reguilón, que por fin debutó y coge carrera por la izquierda. Óscar entró en la segunda mitad y demostro su facilidad para el disparo. Pyatov desvió por encima del larguero un lanzamiento del nuevo jugador del Sevilla. Una pequeña redención para el portero ucraniano, que se había «comido» el gol de Sergio Ramos de cabeza en una parábola increíble.

Ferran Torres marcó el cuarto con Ucrania ya completamente entregada. Los jóvenes se divierten y De Gea apenas tuvo que detener un disparo de Mikhailichenko. Lo demás lo cuenta Ansu Fati.