El tremendo accidente de Leclerc: el Ferrari quedó hecho añicos

Los dos coches rojos abandonaron en el GP de Italia

Primero Vettel se quedó sin frenos y después Leclerc perdió el control al salir recto después de una curva y estamparse contra las protecciones. Su coche quedó hecho pedazos, pero el piloto monegasco pudo salir por su propio pie, afortunadamente. Ferrari volvió a ser un desastre: en el GP de Italia, ninguno de sus dos coches pudo terminar.